ALCOHOL Y DROGAS: Interceptado un conductor portugués que iba bebido y drogado al transportar un vehículo con mercancías peligrosas

Comparte en redes sociales

Agentes de la Guardia Civil han interceptado y puesto a disposición judicial al conductor de un camión que fue detectado con síntomas evidentes de ir conduciendo bajo los efectos de bebidas alcohólicas, y que en las pruebas realizadas superó en más de tres veces la tasa máxima permitida, así como dio positivo en el test de drogas, en concreto por marihuana.

Agentes del Subsector de Tráfico de Cáceres realizaban un punto de verificación de alcohol, drogas y velocidad en el kilómetro 16 de la autovía autonómica EX-A1, que une Navalmoral de la Mata y Plasencia, cuando observaron la conducción «anómala» de un camión de gran tonelaje que arrastraba un semirremolque con placa de matrícula portuguesa y que realizaba un servicio de transporte de mercancías peligrosas.

Tras dar el alto al vehículo, su conductor fue sometido a las correspondientes pruebas de alcoholemia, arrojando un resultado de 0.50 mg/l. en la primera prueba y de 0.48 mg/l. en la segunda, siendo la tasa máxima reglamentaria de 0,15 mg/l para este tipo de conductores superando, por tanto, en más de tres veces la tasa permitida.

A continuación, se le realizaron las correspondientes pruebas para la detección de consumo de drogas, a las que arrojó resultado positivo en THC (tetrahidrocannabinol), que es el principal principio activo de la marihuana. Además, el conductor presentaba una «sintomatología evidente de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas», indica la Guardia Civil en una nota de prensa.

Al conductor, un varón de 40 años de edad y nacionalidad portuguesa, se le instruyeron diligencias por la supuesta comisión de un delito contra la seguridad vial, que han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Navalmoral de la Mata, por conducir un vehículo a motor, en este caso de mercancías peligrosas, bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Esta conducta puede ser castigada con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con privación del derecho a conducir vehículos a motor por tiempo superior a 1 y hasta 4 años. Además, si se confirma el positivo por conducción, habiendo consumido sustancias estupefacientes (THC), se sancionaría con 1000 euros de multa.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.