Anne Igartiburu y Chenoa se unen a la iniciativa “Cuenta Contigo” para apoyar a las pacientes de cáncer de mama y concienciar sobre el alto riesgo de recaída

Comparte en redes sociales

Esta campaña, puesta en marcha por Lilly con la colaboración de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), tiene el objetivo de promover el conocimiento, la formación y el autocuidado para que las personas con cáncer de mama en riesgo de sufrir una recaída afronten esta situación en la mejor condición posible: https://www.lilly.es/ciencia/cuenta-contigo 

Anne Igartiburu realiza una video entrevista, publicada en su canal de YouTube, a dos de las más destacadas especialistas de España en cáncer de mama: la Dra. Josefina Cruz, oncóloga médica e investigadora del Hospital Universitario de Canarias, en Tenerife; y la Dra. Meritxell Bellet, oncóloga médica e investigadora del Grupo de Cáncer de Mama del Hospital Vall d’ Hebrón, de Barcelona; para aportar luz y optimismo a las pacientes: https://www.youtube.com/watch?v=bmIuVaFTD-k

El 93% de los casos de cáncer de mama se detectan en estadio temprano, pero, a pesar de ello, 1 de cada 3 personas diagnosticadas en estadio inicial sufrirá una recurrencia a lo largo de sus vidas.

Datos del Cáncer de Mama y el alto riesgo de recaída

Según el Informe Las Cifras del Cáncer 2022, publicado por SEOM, se estima que este año 2022 se producirá el diagnóstico de 34.750 nuevos casos de cáncer de mama, siendo este tipo de tumor el más frecuente entre las mujeres y el segundo en ambos géneros.

De los casi 35.000 diagnósticos anuales, aproximadamente el 93% se encontrarán en estadio temprano y solo un 6-7% son metastásicos, pero a pesar de ello, 1 de cada 3 personas sufrirá una recaída (o a distancia o local) a lo largo de su vida. Ciertas características clínicas y/o patológicas se asocian a una mayor tasa de recurrencias y un peor pronóstico, por lo que el reto de la medicina actualmente se encuentra en identificar quiénes son las personas que tienen más riesgo de recaída.

El alto riesgo se atribuye a aquellos tumores que tras su operación/extirpación tienen altas probabilidades de reaparecer de forma local (sobre la mama operada o sobre la cicatriz o los ganglios que quedan) o a distancia, en forma de metástasis.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta