moret 36

Ante el anunciado cierre de la tapería restaurante Lizarrán, el ayuntamiento de Cáceres arreglará los desperfectos de la fachada del inmueble que provoca tal cierre

CÁCERESCOMERCIO LOCALVECINOS
Comparte en redes sociales

El Ayuntamiento de Cáceres iniciará el procedimiento de ejecución subsidiaria de restauración de la fachada del inmueble de la calle Moret, 36, ubicación de la actual tapería restaurante Lizarrán, que disponía de una terraza, que se le obligó a suprimir por los defectos visibles y » peligrosos» de tal fachada.

Así, el ayuntamiento  iniciará el procedimiento de ejecución subsidiaria de restauración de la fachada de dicho inmueble inmueble.  Una medida que comunicaba hoy el alcalde en funciones Víctor Bazo y se pone en marcha “tal y como propone el informe técnico de septiembre de 2019 que el anterior equipo de gobierno dejó abandonado en un cajón del Ayuntamiento”.

En este sentido, Bazo deja claro que “ante la política de brazos cruzados, de no hacer nada estos últimos cuatro años en las calles comerciales y de ocio del centro como Moret y Pintores; este equipo de gobierno está trabajando para su recuperación empezando por este local que sufre una imagen lamentable y que el informe técnico realizado por el ayuntamiento en 2019 valoraba la restauración de la fachada en algo más de diez mil euros (10.943.24 euros IVA incluido)”.

Se va a solicitar un nuevo presupuesto a los técnicos pertinentes del consistorio que tenga en cuenta los costes de la obra en concordancia con el año actual.

Dichos gastos serán asumidos de manera subsidiaria por el Ayuntamiento que arreglará los desperfectos en la fachada del inmueble sita en calle Moret, 36.

Unas deficiencias que han hecho que a inicios de este año 2023 tuviera que cerrarse, por seguridad, gran parte de la terraza de un conocido restaurante; local que ha comunicado el cese de actividad en esta zona motivado, en parte, por este hecho.

“Esta situación es la que encontramos tras las políticas de estos últimos cuatro años de desidia donde lo que se ha venido haciendo es enmascarar con pegatinas en los escaparates de los locales vacíos y no dando soluciones reales a los problemas de los empresarios y comerciantes”.

Bazo concluye respetando “las decisiones empresariales a la hora de trasladar los negocios a otras zonas de la ciudad” y avanza que ya se están buscando fórmulas “para la atracción de nuevas empresas en esta zona”.

Ante tal cierre de negocios y abandono de la zona por parte de sus responsable, VOX ha lanzado un comunicado de preocupación por tal situación, desde su portavoz municipal Eduardo Gutiérrez, instando al gobienrn local que se preocupe de tal asunto.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *