Antígona inicia la 66ª edición del festival de Mérida con la presencia de los reyes de España

Comparte en redes sociales

Los reyes de España, Felipe VI y Letizia, acomopañados de sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, han estado presentes en la inauguración de la 66ª edición del festival de teatro Clásico de Mérida, que ha iniciado su nueva y especial andadura con motivo de la pandemia que se está viviendo, con la obra Antígona, dirigida por el mexicano David Gaitán, en una versión contemporánea del mito clásico que pretende plantear un desafío intelectual y emotivo al espectador.

Esta parada en la región forma parte del recorrido que los Reyes están realizando a todas las comunidades autónoma tras el fin del estado de alarma, para agradecer a la sociedad española sus esfuerzos contra la pandemia y estimular la recuperación económica. Así, se puede interpretar como un apoyo monárquico a la cultura, en este caso representada por el teatro en Mérida.

Antes de asistir al Teatro  emeritense, los reyes visitaron el Museo Nacional de Arte Romano, donde realizaron un pequeño recorrido por sus galerías e instalaciones.

 

En cuanto a la obra en sí, la actriz Irene Arcos se mete en la piel de Antígona en su debut en el Teatro Romano de Mérida arropada por Fernando Cayo, Clara Sanchís, Isabel Moreno, Elías González, Jorge Mayor y más de 50 figurantes.

El director mexicano David Gaitán, que firma también el texto de esta versión, ha armado esta Antígona en torno a una reflexión sobre la democracia, la justicia y las maneras de gobernar para exponer al espectador ante un desafío intelectual y emotivo sobre problemas de su presente. “Nuestra Antígona no habla tanto de la dicotomía entre leyes divinas y humanas, sino que centra la conversación en torno a las leyes humanas, la libertad, la desobediencia civil, la democracia, la rebeldía, la complejidad”, explica David Gaitán.

La escenografía concebida por Diego Ramos a partir de la elipse -única figura geométrica en donde los puntos opuestos siempre tienen la misma distancia entre sí que funciona como símbolo del duelo ideológico que en escena representan Antígona y Creonte-, el vestuario de corte contemporáneo, la música original creada por el compositor extremeño Álvaro Rodríguez con anclajes en los ritmos más modernos y la iluminación de Fran Cordero envuelven esta historia inmortal actualizada al siglo XXI.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.