Aprobada la Estrategia de Eficiencia Energética en los Edificios Públicos de la Administración Regional de Extremadura para el período 2018-2030

Comparte en redes sociales

Mediante esta Estrategia se pretende reducir las emisiones de CO2 del patrimonio inmobiliario público y sensibilizar y mejorar la capacidad humana e institucional en relación con la mitigación del cambio climático de Extremadura, sin olvidar su interrelación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

La Estrategia plantea varios objetivos estratégicos entre los que se incluye la necesidad de caracterizar el parque edificado y potenciar las soluciones técnicas eficientes e inteligentes para reducir el consumo final de la energía.

Además, se aspira a implantar sistemas inteligentes de gestión y control de edificios para optimizar el consumo energético, así como apostar por la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en las áreas y sectores competitivos para la región.

Para la redacción de este documento, se ha contado con técnicos de la Dirección General de Arquitectura (Servicio de Arquitectura, Calidad y Accesibilidad) y de la Agencia Extremeña de la Energía, y se han tenido en cuenta los resultados de los proyectos LIFE (EDEA y EDEA RENOV) y los recursos suministrados a través de proyectos financiados por el Programa Interreg-Europe, que busca la optimización de las políticas regionales que usan Fondos Estructurales.

También en el ámbito de la Consejería de Economía e Infraestructuras, ha autorizado la convocatoria de las ayudas para la mejora de la competitividad del pequeño comercio minorista de Extremadura, para el ejercicio de 2019, con un presupuesto de 2 millones de euros.

De acuerdo con la orden de convocatoria, podrán beneficiarse de estas ayudas las pequeñas y medianas empresas que ejerzan actividades comerciales al por menor.

Entre otras actividades, se considerarán subvencionables las obras de reforma de locales y la eliminación de barreras arquitectónicas de acceso al éstos; la adquisición de mobiliario, de equipos y elementos de decoración, rotulación y señalización, iluminación, protección y seguridad; la adquisición de terminales del punto de venta y de programas de gestión; los gastos de instalación y puesta en marcha de sistemas de fidelización de clientes, así como los de elaboración de planes de ahorro energético.

Las ayudas consistirán en una subvención del 40% de los gastos elegibles, con un límite máximo global por establecimiento de 20.000 euros.

El pequeño comercio representa en Extremadura el 20 por ciento de las empresas de la región, un sector que se encuentra inmerso en un proceso continuo de adaptación y modernización para poder competir en un mercado global en el que ganan peso las grandes superficies y el comercio online

Estas ayudas se implantaron en el año 2014 con un presupuesto de apenas 593.000 euros. En estos más de tres años de legislatura se han incrementado los fondos en un 70 por ciento.

Esta subida se ha traducido en que se ha podido llegar a más beneficiarios. En 2014 apenas fueron 83 y el año pasado se superaron los 200.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.