Asaja Extremadura solicita que de modo urgente se tomen medidas excepcionales ante la expansión descontrolada del jabalí  

Comparte en redes sociales

La asociación agraria Asaja Extremadura ha solicitado a la Consejería de Agricultura que flexibilice las autorizaciones administrativas  que habitualmente se otorgan a los agricultores y ganaderos para hacer frente a los graves daños que están causando los  jabalíes en las producciones agrarias durante estas últimas semanas en el que se mantiene el Estado de Alarma.

Las constantes incursiones de esta fauna silvestre sin ningún tipo de control y campando a sus anchas no sólo están produciendo múltiples perjuicios en los cultivos, como está sucediendo en los viñedos, sino que también han elevado la incidencia de la tuberculosis.

Hay que recordar que, desde hace cinco semanas, los agricultores ven limitados su presencia a las labores agrarias estrictamente necesarias y no pueden ejercer métodos de control y vigilancia para evitar dichos daños ante el paso indiscriminado de los jabalíes, cuya población ha aumentado exponencialmente ante la falta de control.

Como consecuencia de ello, Asaja Extremadura solicita a la Consejería, que durante el tiempo que dure el Estado de Alarma, establezca una autorización de carácter excepcional para poder hacer frente a este grave problema.

“Nos encontramos en un momento crucial –advierte Ángel García Blanco-  para el desarrollo vegetativo de los cultivos de esta campaña y es fundamental la necesidad de que se permita salir al campo para la captura  de estos animales, siempre cumpliendo las normas sanitarias estipuladas en estas anómalas circunstancias y que ya han sido aprobadas en otras comunidades autónomas”.

Por ejemplo, la Comunidad Valenciana ha autorizado la caza por daños bajo las siguientes premisas:

-Un cazador para las tres primeras hectáreas, añadiéndose uno por cada hectárea adicional o fracción.

-Dos cazadores por vehículo.

-Protección análoga y exigencia de higiene igual a la de las empresas (mascarillas, geles, etc.)

Por ello, es necesario que la Junta de Extremadura autorice todas las solicitudes que se presenten para control de daños por fauna silvestre de un modo automático, sin pérdidas de tiempo, valiendo la mera presentación de la solicitud  como autorización, dadas las  actuales circunstancias de Estado de Alarma.

Por último, Ángel García Blanco recuerda que en Alemania la caza se ha considerado como un servicio esencial por lo que pide que las administraciones, en este caso la Junta de Extremadura, y hasta que el Gobierno de España opte la misma medida, autorice permisos especiales para acabar con esta expansión descontrolada del jabalí que tanto daño está haciendo.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta