Banderas azules de interior, de Orellana la Vieja, Premio Comunidad Sostenible 2018

Comparte en redes sociales

El Jurado ha destacado  la defensa pública de los proyectos que ha recogido el entusiasmo de los municipios, independientemente de su tamaño, y su compromiso y la apuesta por la sostenibilidad, adoptando en sus actuaciones otra forma de ver y hacer las cosas.

De ahí que  el Jurado decide otorgar el Premio Comunidad Sostenible 2018 al proyecto presentado por el ayuntamiento de Orellana la Vieja titulado: “Banderas azules de interior”.

El Jurado quiere destacar de este proyecto, la educación ambiental de la población local y visitante, realizando actividades para el desarrollo económico, bajo criterios de sostenibilidad y conservación del medio ambiente.

El desarrollo de la educación ambiental y la concienciación ecológica a través de múltiples actividades educativas y actuaciones municipales para la gestión de residuos.

La integración del paisaje y paraje existente con el desarrollo de la población local a través de actividades turísticas de naturaleza, de ocio y tiempo libre, poniendo en valor la flora y fauna autóctona.

El aprovechamiento del Patrimonio Cultural e Histórico para dar valor añadido a los núcleos de población al crear una Senda que recorre los monumentos y lugares de interés.

La consolidación de un puerto deportivo fluvial Bandera azul.

La creación de actividades de regulación del tráfico rodado de acceso a las zonas Bandera Azul, fomentando el uso de transportes alternativos a los vehículos de motor y consumo de combustibles fósiles.

Desde 2010 la playa Costa Dulce de Orellana ostenta de forma continuada la Bandera Azul que la distingue como la primera playa de interior que posee esta distinción en España.

Finalmente, el Jurado decide otorgar una Mención de Honor al proyecto presentado por el ayuntamiento de Mengabril titulado: “Huerta Ecortiga Mengabril”.

El Jurado quiere destacar de este proyecto la recuperación de una agricultura tradicional, fomentando la agricultura ecológica. El aprendizaje de técnicas de cultivo sostenible. La formación de agricultores en técnicas de producción innovadoras. La apuesta por una nueva alternativa cultural y de ocio y su contribución a la dinamización de la actividad empresarial.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.