Como la manifestación pasada en Madrid y las reuniones del Pacto de Ferrocarril ¿¿??, y me consta que los continuos desvelos de la consejera Begoña García Bernal no son tenidas en cuenta ni por ADIF, ni por Renfe ni por el Gobierno de España – por mucho que se venda que se está haciendo tanto de inversión en la región- es obvio que hay que pensar y poner en marcha otro tipo de estrategias realmente efectivas, y sobre todo contar con la sociedad civil, pero esa representada por empresas y profesionales afectados, por ciudadanos que sufren a diario tantos desmanes,y ya veremos si no algunas desgracias, por colectivos que se sumen con sus acciones reivindicativas, con un plan real y efectivo de solución del gravísimo problema que nos afecta a más de un millón de extremeños y a los miles de posibles visitantes que no vienen a la región por la penosa imagen que se da con este secular problema sin solución.

La fotografía que ofrecemos aquí, gracias al perfil de Facebook de Rafa Prades, que sufrió en sus carnes ayer mismo el descarrilamiento de la línea Zafra-Huelva, habla por sí sola.

La vergüenza, la ignominia, la tomadura de pelo, el abandono descarado y la falta de escrúpulos y sesnsibilidad tienen que acabar YA.

No nos vale querido presidente,  eso que se dice de la desigualdad, no, eso desgraciadamente viene de muy atrás y en numerosos temas sin resolver,  más bien es desinterés y claro desprecio perennes a nuestra región, que apenas tiene nada que decir, a la vista está, en el concierto de las CCAA en este y otros tantos asuntos vitales para el progreso de nuestra tierra y sus gentes.

Estamos en el siglo XXI sí, pero con un tren del XIX. Obvio. Por eso, desde aquí y sin ambages y solo pensando en nuestro bien y el de nuestros hijos, una vez más gritamos !!! BASTA YA CON EL PERENNE INSULTO Y DESPRECIO A EXTREMADURA !!!.

1 Comentario

  1. La penosa situación del ferrocarril en Extremadura, no solo es una humillación para los extremeños, sino para toda España, porque mantener un sistema ferroviario en las condiciones tercermundistas (Sin ninguna exageración), del que existe en Extremadura, que es una región española, pone en entredicho la modernidad y la europeidad de toda España, por muy modernos trenes de alta velocidad que circulen por las demás regiones. Un hombre puede estar completamente sano y lleno de vigor, pero si tiene una pierna más corta que la otra, nunca podrá correr como los demás, y tendrá que vivir con serias limitaciones, aunque sea el único defecto que tenga.

    Señores del Gobierno de España: En Extremadura nos sentimos muy españoles, y no somos una tierra árida ni pobre. Somos una tierra muy rica y muy bella, en la que, históricamente, no se han querido hacer las inversiones necesarias, para que Extremadura pueda ser competitiva económicamente, y pueda aportar mucho más que emigración, al resto del país. Y aportamos emigrantes, que es un capital humano muy valioso, precisamente porque en nuestra tierra no hay para comer, y no hay para comer, principalmente, porque no quieren hacer ustedes las inversiones que se necesitan, para que haya trabajo y futuro. Se han llevado ustedes, y se llevan, las inversiones a otros sitios. Y miren que, en Cataluña y en el País Vasco, que es donde han concentrado ustedes el dinero de España, les han salido contestatarios, y les están diciendo que se van de España, sin agradecer lo más mínimo, el gesto que han tenido ustedes, Gobierno español, de llevar el dinero de todos, allí.

    Piensen bien lo que están haciendo, que es perjudicar a una tierra de gran valía, tanto humana como geográfica, pero, a la vez, tiran ustedes piedras contra su propio tejado, porque perjudican a un miembro de propio cuerpo.

    También pediría a los Extremeños, estar más unidos y ser más solidarios, con nuestros propios intereses, muchos de los cuales están por encima de ideologías y siglas políticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here