Blanco-Morales: La Junta apuesta por una reforma tributaria neutra

Comparte en redes sociales

Al mismo tiempo, plantea que “no” se modifique el impuesto de Donaciones, y en el caso del gravamen de Sucesiones apuesta por que se configure la parte del tributo que es autonómica “de manera que se beneficie al mayor número de ciudadanos posible, conservando el impuesto y su esencia”.

De este modo lo ha señalado la consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, quien ha abogado también por una “simplificación, mayor transparencia, mejor gestión y sobre todo mayor equidad” en la gestión de unos tributos “más sencillos” y “más equitativos”.

Tras concluir la primera ronda de contactos con los grupos parlamentarios “en busca de consensos” para una reforma de los tributos propios y cedidos, enmarcada también en el “contexto” de la negociación de los Presupuestos de Extremadura (PGEx) para 2018, en rueda de prensa, Blanco-Morales ha insistido en que la Junta se mantiene abierta “al debate, al consenso, al diálogo” en materia tributaria.

En este sentido, ha insistido en que la Administración regional plantea la “posibilidad de acuerdos” para abordar “modificaciones tributarias” que requieren un “amplio consenso”, con el objetivo de “mejorar” la tributación actualmente en vigor en la región.

Por otra parte, en cuanto a planteamientos concretos de los grupos parlamentarios al respecto de una reforma tributaria, ha lamentado que el PP se mantenga en su reclamación de eliminar al 99,9 por ciento el impuesto de Sucesiones y Donaciones, en tanto que ello a su juicio “roza el fraude de ley” al tratarse de un tributo “cedido” cuya supresión correspondería al Estado.

MAYOR CALADO
Al mismo tiempo, Blanco-Morales ha defendido el planteamiento de intentar articular una reforma tributaria de “mayor calado” que “subir o bajar” exclusivamente, tras lo cual ha recordado que en todo caso la Junta mantiene el “compromiso” de “bajar” el IRPF en el tramo autonómico para las rentas “más bajas”.

De igual modo, ha reiterado que el Ejecutivo autonómico está “decidido” a “bajar” el impuesto de Sucesiones “bajo determinadas condiciones” como “que haya acuerdo parlamentario, que esa bajada sea equitativa y responda a la realidad social y económica de Extremadura, y nunca en fraude de ley”.

Al respecto, ha afirmado que si en España hay que suprimir el impuesto de Sucesiones y el de Donaciones ello “le corresponde al Gobierno de la nación”, tras lo cual ha rechazado hacer “una trampa” al Ministerio de Hacienda con una hipotética supresión al 99,9 por ciento del gravamen de Sucesiones que plantea el PP en la comunidad.

“Negociar es señalar de qué partimos, a qué punto queremos llegar y qué estamos dispuestos a sacrificar de los planteamientos iniciales cada uno”, ha señalado sobre la negociación con los grupos políticos la consejera, quien ha rechazado que se pueda acudir a una negociación “con planteamientos cerrados” o “planteamientos que no se quieren compartir”.

Así, ha insistido en que la Junta quiere “escuchar” las propuestas de los grupos políticos, manteniéndose abierta “al debate, al consenso, al diálogo” para buscar la “mejora” en materia tributaria.

“Aquí no estamos para tonterías, yo no estoy para tonterías, y no estoy para la trampa de negocias conmigo o contra mí. Yo negocio para la mejora de la vida de los ciudadanos de Extremadura”, ha aseverado la consejera.

Finalmente, Blanco-Morales ha subrayado que el “retraso” en la presentación de los Presupuestos Generales del Estado por parte del Gobierno central tiene la “repercusión” de que las fuentes de financiación de la comunidad “dependen también de decisiones del Estado”, lo que “dificulta avanzar al ritmo” que la región querría, ha dicho.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.