Vara se ha pronunciado de esta forma este jueves, en el pleno de la Asamblea de Extremadura, ante las preguntas de Podemos y Ciudadanos sobre qué medidas piensa tomar la Junta de Extremadura ante la decisión de la entidad Liberbank de cerrar ventanillas en algunas localidades de la región.

En su intervención, Vara ha señalado que a pesar de que la Junta de Extremadura “no tiene competencia para decidir dónde se instala una oficina”, el Ejecutivo tiene “intentar facilitar soluciones” por las vías que están en sus manos, ya sea cediendo locales públicos en la zona o por la alfabetización digital de los afectados.

“Estamos trabajando para intentar que no ocurra, y si ocurre, para intentar buscar una respuesta”, ha señalado el presidente extremeño, quien ha confiado en que “en los próximos meses, entre todos seamos capaces de encontrarla”.

Fernández Vara ha considerado que este “es un síntoma más no solo de la despoblación, sino del cambio que se ha producido en el sistema financiero”, que “siempre acaban pagando la gente más débil”, tras lo que ha señalado el Ejecutivo regional va “a seguir insistiendo” en este asunto, y está “abriendo líneas de diálogo con otras entidades que pudieran estar interesadas”, de las que no ha querido desvelar los nombres.

LA OPOSICIÓN PIDE ACTUACIONES

En la formulación de su pregunta, la presidenta del Grupo Podemos, Irene de Miguel, ha alertado de que un tercio de los municipios de Extremadura “van a sufrir la exclusión bancaria”, lo cual “lastra absolutamente el dinamismo económico de los espacios rurales”, tras lo que la administración “permanece impasible”, ha dicho.

“De nada nos sirve que hagan ustedes maravillosos congresos sobre despoblación, cuando luego ocurren casos como éste, y ustedes miran para otro lado”, ha criticado De Miguel, quien ha instado a la Junta de Extremadura a “plantarse y poner en marcha actuaciones firmes que defiendan el verdadero interés de los extremeños”.

Por su parte, la portavoz de la Agrupación Ciudadanos, María Victoria Domínguez, ha señalado que las sucursales bancarias en las zonas rurales “son servicios absolutamente básicos”, que “se necesitan el buen funcionamiento y la seguridad de las personas que viven en esos municipios”.

En ese sentido, Domínguez ha pedido a la Junta de Extremadura “más compromiso” sobre este asunto, para reclamar a las entidades bancarias que esos servicios sigan existiendo en los pueblos de la región.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.