El Clásico de Cáceres culmina con La Celestina, la tragicomedia

Comparte en redes sociales

El Festival de Teatro Clásico de Cáceres clausura su vigésimo octava edición esta noche de domingo con uno de los títulos esenciales de la literatura española, La Celestina, de Fernando de Rojas. No concebida originalmente para su representación teatral sino para su lectura, se ha convertido sin embargo en una de las referencias ineludibles en las muestras de teatro en España.

 

La versión de la obra de Fernando de Rojas que podrán ver los espectadores cacereños viene de la mano de la compañía sevillana Atalaya (plaza de San Jorge, 22.30). De la ambición de este proyecto, que ha titulado Celestina, la tragicomedia, da cuenta el director Ricardo Iniesta, que aporta algunas cifras: la puesta en escena ha requerido 140 ensayos y varios meses de trabajo para la adaptación del texto. Iniesta ha comprimido las 65.000 palabras de la obra, lo que supondría una duración cercana a las diez horas, a una sexta parte.

 

“Elegí –señala Iniesta- una buena parte de los monólogos de Celestina para mostrar la multitud de matices que atesora este personaje, uno de los más ricos escritos en el teatro de todos los tiempos: desde lo más grotesco, a lo más feroz; desde sus más bajos instintos hasta su inteligencia y su habilidad, desde su picardía hasta sus temores”. En la versión de Iniesta, Melibea se presenta como rebelde, insumisa, inteligente y coherente, y Calisto, tragicómico, caprichoso y ridiculizado por los criados y Celestina.

 

El amor no correspondido de un joven que recurre a una mujer como intermediaria para lograr la atracción de la amada desemboca en una tragedia cuya estética, en la visión de Atalaya, apunta a Brueghel, El Bosco, el expresionismo alemán y Goya, y subraya la idea del dinero como  motor de codicia, que en la actualidad, según Iniesta, amenaza con llevar al ser humano a su extinción. El otro elemento que destaca el director del montaje, es el tiempo: todos los personajes actúan movidos por la prisa y la impaciencia de vivir, algo también actual. Y por último, el tratamiento de la mujer, de la que subraya su dignidad y rebeldía.

 

Para su estilo interpretativo, su director ha aunado el teatro de la crueldad de Artaud y la comedia del arte italiana, llevadas a escena por las tres generaciones de actores que conforman el equipo estable de Atalaya. Son Carmen Gallardo, Lidia Mauduit, Raúl Vera, Jerónimo Arenal, Silvia Garzón, Manuel Asensio y María Sanz.

 

El montaje, de una hora y cuarenta y cinco minutos de duración, ha recibido diversos premios, entre ellos el de Mejor espectáculo del V Festival Internacional Noches de Moscú, el de Mejor actriz del Festival Ciudad de Palencia y tres galardones Escenarios de Sevilla al Mejor director, a la Mejor actriz y al Mejor diseño de luz.

La celestina, la tragicomedia, se podrá contemplar en la plaza de San Jorge, a partir de las diez y media d ela noche de este domingo 2 de julio.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.