El número de solicitudes en esta convocatoria, según ha explicado el director general de Turismo, Francisco Martín, ha sido superior a la convocatoria anterior de 2015, con 214 solicitudes presentadas y 81 proyectos aprobados, con una inversión total de 1,17 millones de euros.

Se trata de “una cifra récord” de proyectos presentados, concedidos y de inversión, consecuencia del reto del ejecutivo regional por mejorar la calidad turística y fidelizar a los viajeros, ya que “si tienen experiencias positivas, querrán volver a Extremadura”, ha explicado el director general de Turismo.

Así, según ha señalado, estas ayudas están destinadas a fomentar la calidad en el sector turístico de nuestra comunidad autónoma para elevar el nivel de infraestructuras turísticas de nuestra región, la prestación de servicios con mayor valor añadido a través de las líneas de Alojamientos Rurales; de Balnearios; de Empresas de Actividades Turísticas Alternativas y de Intermediación; de Alojamientos Hoteleros y Extrahoteleros; de Restauración, y de Fomento y Mejora de las TIC.

PROYECTOS SELECCIONADOS
Concretamente, en Alojamientos Rurales se han concedido 52 proyectos con una inversión de 683.401,67 euros, mientras que en Balnearios, se han otorgado tres proyectos por un total de 137.249,45 euros.

En Actividades Alternativas, 4 proyectos para 51.637,06 euros; en Hoteleros y Extra-hoteleros han sido 40 los proyectos concedidos y una inversión de 1.093.933,52 euros. Han sido 21 los proyectos de Restauración, con una inversión total de 350.521,12 euros, y, finalmente, para TIC se han destinado 160.044,73 euros para 38 proyectos.

Con estas ayudas se busca, a través de diversas actuaciones, “incrementar la calidad o categoría, actuaciones en materia de accesibilidad, mejora y renovación de instalaciones y maquinarias de higiene alimentaria y de elementos higiénico-sanitarios”, señala.

Asimismo se pretende mejorar la implantación o adaptación de instalaciones de energías no contaminantes, sistemas de ahorro energético y de agua, sistemas de depuración o reciclado de residuos, sistemas de reducción de la contaminación acústica o lumínica y sistemas de seguridad o contraincendios y mejora medioambiental del establecimiento.

Por último, se busca facilitar reformas y actuaciones para acceder a sistemas de calidad, así como su mantenimiento, obtención de la marca Q de Calidad Turística Española y la puesta en marcha de servicios complementarios, que hagan más atractiva la oferta del alojamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.