Condenado a un año y tres meses de prisión el dueño de un criadero ilegal de perros en Don Benito

Comparte en redes sociales

Además, se le condena a inhabilitación especial de tres años y cuatro meses para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales domésticos y silvestres, así como la tenencia de animales, según informa la Protectora El Refugio en nota de prensa.

Cabe destacar que el juicio se produjo después de que el 17 de diciembre de 2015, la Guardia Civil interviniera 55 perros enjaulados en este criadero ilegal, de los que 48 se encontraban en la vivienda del acusado, y los restantes en el almacén de su propio bar, ‘El Viejo Cazador’.

El juicio se celebró el pasado mes de abril, y ahora, en la sentencia, el juez destaca como hechos probados que “se intervienen 55 ejemplares de la especie canina que fueron hallados hacinados en pequeñas jaulas donde convivían varios animales juntos”, de tal forma que a muchos de estos animales “les impedía su movilidad” y estaban en “condiciones sanitarias e higiénicas muy deficientes y con jaulas llenas de excrementos que hacía que los perros por competencia se los comieran y durmieran” sobre estos.

La sentencia destaca además que “se observó a varios animales con problemas oculares, atrofia de las musculaturas e imposibilidad al andar por no salir de las jaulas y por la agregación de varios animales en la misma”, y apunta que “las hembras jóvenes y adultas sufrían un desgaste por la explotación reproductiva”

Recoge además que “otros animales al ladrar no tenían sonido por realización de la amputación de cuerdas bucales presentando colapso traqueal y asfixia”, mientras que 27 perros también “presentaban importantes secuelas de tipo psicológico como estrés, ansiedad por la amputación de las cuerdas vocales e imposibilidad de comunicarse, enfermedades como otitis, infecciones derivadas del exceso de apertura del tránsito respiratorio, alteraciones de locomoción, enfermedades periodontales por falta de cuidados e higiene”.

Los animales encontrados en este criadero también presentaban “cardiopatías producidas por infección bucal, otitis de origen infecciosa y parasitaria”, y uno de ellos tenía además “defecto postural en las cuatro extremidades, debido a su reclusión durante el crecimiento en un lugar reducido”.

Ante esta sentencia, la protectora El Refugio ha anunciado que la va a recurrir ante la Audiencia Provincial de Badajoz, para reclamar “una condena por cada animal maltratado”, ha señalado el presidente de este colectivo, Nacho Paunero.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.