Condenan a una acería por la muerte de trabajador derivada de exposición al amianto

Comparte en redes sociales

El Juzgado, en la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, señala que la empresa entre 1982 y 1992 “omitió hacer controles eficaces de la concentración de fibras de amianto en el ambiente y omitió dotar al luego finado de medios de protección eficaces contra ese producto”.

El trabajador extremeño falleció el 7 de marzo de 2012 víctima de un padecimiento calificado como “enfermedad profesional” por resolución firme del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de fecha de 22 de septiembre de 2015.

En concreto, su muerte imputable a un cáncer de pulmón “vino provocada por la exposición al amianto”, siendo el diagnóstico y catalogación concretos los de “neoplasia maligna de bronquio y pulmón”.

La víctima comenzó a trabajar en 1970 para la desaparecida Forjas Alavesas SA, que tras una fusión por absorción se convirtió en Acenor SA y que a día de hoy y como responsable en este asunto es Cofivacasa, para la cual estuvo trabajando el fallecido hasta 1992.

Desde febrero de 1970 hasta el 30 de octubre de 1992, el finado desempeñó su labor en distintos puestos como laminación, plaquista y finalmente como gruista.

Durante su desempeño profesional, causó baja médica por tener problemas físicos que se imputaba a “envenenamiento por plomo”, momento en el que le ofrecieron un cambio de puesto en la acería y acabó su etapa en la empresa como gruista.

La sentencia ha sido confirmada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.