El Cáceres frena al Gipuzkoa a domicilio y consigue su segunda victoria, 74-76

Comparte en redes sociales

Partido serio y duro el de este martes en la cancha de Illunbe, en San Sebastián, del Cáceres Patrimonio de la Humanidad contra un recién descendido de la máxima categoría el Acunsa Gipuzkoa, de los favoritos al ascenso.

El equipo extremeño, tras ganar el viernes al Leyma Coruña (78-74), otro gran aspirante, afrontaba el que era su primer partido de visitante y entre semana frente al máximo anotador de la primera jornada en la cancha de CB Almansa (76-105), con calidad para anotar fácil y un juego alegre y desenfadado.

Sin embargo, los verdinegros supieron parar el ataque guipuzcoano y estuvieron por encima del marcador en todo momento, incluso con venta de +16 durante el tercer cuarto.

El técnico Roberto Blanco ha destacado el fantástico trabajo coral de los jugadores, que han sabido luchar en los momentos difíciles y llevarse la victoria final, algo que es muy difícil en LEB Oro y que sirve de impulso y de “otra piedra más para la construcción y el crecimiento del equipo”, ha expuesto.

Como punto negativo, las pequeñas molestias de Manu Rodríguez, que provocaron su retirada del choque, así como del capitán Jorge Sanz, que pudo reengancharse al encuentro finalmente, a la espera de evolución ambas lesiones.

El Cáceres salió arrollador, dominando claramente en la primera parte, que acabó 34-41, gracias, entre otros motivos, al buen acierto ofensivo (60% en tiros de campo) y, cómo no, la buena defensa ante GBC, que intentó 11 triples con un 36% de acierto durante la primera mitad.

El segundo periodo comenzó como los dos anteriores cuartos y el equipo cacereño se escapó gracias a los triples de Jorge Sanz, que tras sufrir pequeñas molestias reapareció en el último cuarto, Romaric Belemene (dos de dos en tiros de tres) y Devin Schmidt, que acabó como máximo anotador con 19 puntos.

Pero los locales, que tuvieron la baja de Charles Barton de última hora, no se querían soltar del partido y su acierto en la línea de 6,75 mejoró, llevándose el parcial del tercer cuarto (24-19) y poniendo la ventaja de Cáceres a dos a falta de 10 minutos (58-60)

Un último cuarto más igualado, en el que GBC se acercaba, empataba, pero no podía ponerse por delante en el marcador, pues cuando parecía posible la remontada gracias a una fuerte defensa, apareció de nuevo el 0 del Cáceres, Devin Schimdt, para anotar un triple a falta de tres minutos finales apasionantes, que cerraron los tiros libres del propio norteamericano y Dukan.

Para el entrenador verdinegro Roberto Blanco, el equipo ha realizado una primera parte “muy correcta” con “muy pocos errores”, sobre todo en defensa, y ha salido en la segunda parte mentalizado, llegando a sorprender en algunas situaciones al GBC.

“Hemos tenido un margen que creo que nadie esperaba que se mantuviese por la calidad y la facilidad para anotar de los jugadores rivales. Nos hemos puesto nerviosos y hemos estado precipitado, el GBC ha subido líneas y nos ha complicado la circulación de balón”, ha explicado respecto a la diferencia de las dos mitades.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.