Al actual presidente en funciones del Gobierno de España Pedro Sánchez, le ha salido rana la jugada. Su proveedor de contenidos, ademanes, criterios, decisiones y salidas al público, con alguna que otra pata de banco, el mefistofélico Iván Redondo, se ha equivocado de plano, y la campaña electoral que felizmente termina este viernes, le ha salido por la culata.

Pedro Sánchez.

Sánchez aduce ahora estar cansado, razón que alega por la afirmación que realizó a un periodista de RNE, respecto a la dependencia de la Fiscalía del estado del Gobierno al uso. Craso error que ha llevado como consecuencia un sinfín de memes, comentarios en las redes, críticas en determinados medios de comunicación, no en todos, y lo que es peor, que el españolito de a pie, sí, ese que discute en los bares, se queja en casa y está en el trabajo super cabreado, esté harto. Harto de la situación, harto de aguantar lo que no está en los escritos de tanto tejemaneje por parte de todos, sí, todos los políticos y lo que es peor de quien debe ser la imagen de la solidez, la confianza, y la representación del bienestar y el progreso del país además de estar bloqueado, es evidente, dice estar cansado. Pues ante el cansancio ya se sabe, reposo, y si se es guerrero, como parece ser que es, y altivo, que descanse a pierna suelta.

A estas alturas de la película, cuyo final se conocerá a eso de las once de la noche del domingo 10 de noviembre próximo, si es que los CDR de las narices ” lo permiten” , con la connivencia y el asentimiento de Torra, los españoles estamos ya muy hartos de tanta excusa, justificación extemporánea y la falta de soluciones, y sobre todo de afrontar los ingentes problemas laborales, familiares, fiscales y económicos, con una nueva crisis económica a la vuelta de la esquina y con un aumento de paro acongojante, absolutamente acongojante, y no digamos el aumento del nivel de pobreza.

No vamos a analizar el por qué del cansancio de Sánchez en profundidad porque tendríamos quizás para una tesis pero  suponemos que es de tanto exhumar a Franco o de no demostrar nada de gestión, de llegar a acuerdos, de una enorme falta de diálogo con el resto de sus oponentes, a Torra no le coge el teléfono , a Casado, Rivera, Iglesias, Abascal – qué debate, señores y señoras, qué debate – les ignora, cabizbajo y atento a los gestos, guiños  y ¿consejos? del Redondo y de Ábalos, sin transmitir lo que todos esperamos de un gestor, de un líder, que dado como estamos que al menos transmita esperanza y planes de futuro creíbles.

Sánchez aduce bloqueo, promete gobierno fiable y progresista, pretende asustar con el advenimiento de la ultraderecha y presume que en los últimos quince meses España va mejor. Ya. Pero con los presupuestos de Rajoy, claro, con la presión, advertencia y castigo de Europa, claro, con la nueva convocatoria de elecciones, claro, con la presión externa e interna, con la encuesta de Tezanos que no se la ha creído ni él, como para no estar cansado.

El domingo 10 de noviembre sabremos si el cansancio de Pedro Sánchez se agudiza y la hartura de los españoles se alivia. Todo depende, obviamente de tu voto.

CONTEXTO ACTUAL es un grupo de especialistas en diversas materias, preocupados por la situación actual.