Seleccionar página

El Congreso de los Diputados acoge un busto de Muñoz Torrero

El Congreso de los Diputados acoge un busto de Muñoz Torrero

Al acto asistirán el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, los presidentes de las Diputaciones de Badajoz y Cáceres, Miguel Angel Gallardo y Rosario Cordero, la presidenta del Congreso, Ana Pastor,  la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martin y el presidente del PP regional, José Antonio Monago, entreotros representantes políticos.

Muñoz Torrero,  (Cabeza del Buey, 21 de enero de 1761 – Oeiras e São Julião da Barra, 16 de marzo de 1829) fue un sacerdote, catedrático y político español que tuvo un destacado papel en la elaboración de la Constitución española de 1812. Como diputado de las Cortes de Cádiz fue el principal artífice del fin de la Inquisición española y uno de los máximos defensores de la libertad de imprenta.

Iniciada la guerra de la Independencia, es elegido por la provincia de Extremadura, Diputado a las Cortes Generales y extraordinarias que se reúnen en la ciudad de Cádiz.

Inauguran las Cortes sus sesiones el día 24 de Septiembre de 1810. El primer diputado que interviene es D. Diego Muñoz-Torrero quien se atreve a hacer una serie de proposiciones que van a suponer una auténtica revolución y el nacimiento de una nueva España; entre ellas destacan: que la soberanía reside en el pueblo, la separación de los poderes, la inviolabilidad de los diputados.

También jugó un papel importante defendiendo la libertad de imprenta; en la abolición de la Inquisición y sobre todo, en la elaboración de la Constitución.

Al volver a España Fernando VII, declara nulas todas las disposiciones de las Cortes de Cádiz, y los participantes en las mismas son perseguidos y encarcelados. Muñoz-Torrero es apresado y recluido en el monasterio de Padrón en La Coruña, donde permanece 6 años, hasta que en 1820 tras la sublevación de Riego, es puesto en libertad. Nuevamente es elegido Diputado por Extremadura y las Cortes le nombran Presidente de su Diputación permanente. El Gobierno le nombra obispo de Guadix, pero el Papa no refrenta dicho nombramiento.

Instalado nuevamente Fernando VII, como Monarca absoluto, Muñoz-Torrero, huye a Portugal, donde también es perseguido por sus ideas liberales. Hecho prisionero es encarcelado en la Torre de San Julián de la Barra, donde tras sufrir horrendos tormentos, muere el día 16 de Marzo de 1829.

Fuente de datos: https://web.archive.org

Sobre el Autor

Oferta Post Covid

Contrata publicidad

REAPERTURA BALNEARIO EL RAPOSO

FESTIVAL DE MÉRIDA

AFORO COMPLETO: CRISTINA FERRERA EN PRETTY ME

JOCCA SHOP - Home & Life

Café y perrunillas con Sonia Merino

RSS EUROPA PRESS

SUSCRÍBETE

marketing digital

marketing digital extremadura