Un teatro accesible para todos. Esa es la apuesta decisiva que emprendió en 2012 el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, con Jesús Cimarro al frente, a la que este año se da continuidad.

La edición número 64 del Festival volverá a ser plenamente accesible para las personas con diversidad funcional sensorial. La empresa emeritense con calificación de CEE Audiosigno, integrada en la Federación Extremeña de Discapacitados Auditivos (FEDAPAS) será otro año más la encargada de acercar los espectáculos de esta edición a las personas sordas (usuarias de audífono o con implante coclear) con un sistema de inducción o bucle magnético y subtitulado directo. Y también lo acercará a las personas con problemas visuales con un servicio de audiodescripción.

En el caso del sistema de inducción o bucle magnético estará disponible en todas las obras del Festival y en todas las funciones, tanto en el Teatro Romano de Mérida como en los tres días programados en el Teatro Romano de Medellín, Cáparra y Regina. En total serán 50 funciones accesibles con este sistema.

Para ello en el Teatro Romano de Mérida, se ha reservado el Palco 3 y el sector de grada inferior hasta la escalera, respetando el precio de las personas que necesiten la ayuda en el caso de que tenga una entrada de precio inferior. Para los teatros de Medellín, Cáparra y Regina también se habilitará un espacio, que se identificará correctamente para los usuarios.

El bucle magnético o de inducción es un sistema de sonido que transforma la señal de audio que todos podemos oír, en un campo magnético captado por los audífonos y por los implantes cocleares, mejorando la calidad del audio y su capacidad de captación, ya que elimina ruidos de fondo y reverberación.

Las personas que necesiten utilizarlo han de indicarlo al adquirir su entrada, pues la zona de influencia habilitada al efecto será exclusivamente el Palco 3 y el sector de grada inferior, que tendrá un rótulo con el símbolo de la adaptación auditiva.

Además, para esta 64 edición se mantiene la accesibilidad en todas las funciones de domingo (excepto la de Electra del 1 de julio, que es danza), con el servicio de subtitulado en directo a través de Smartphone, Tablet o PC, que será accesible a través de un código QR facilitado en la entrada del recinto o en taquilla. Ocho funciones en total dispondrán de este servicio.

Como novedad, este año también serán accesibles para las personas con dificultades auditivas las conferencias programadas en el VII Encuentro con los Clásicos, que tendrán lugar del 11 al 21 de julio en el Museo Nacional de Arte Romano. Se instalará un sistema de bucle magnético para los usuarios de audífonos.

Accesibilidad para personas con discapacidad visual

Por otro lado, el servicio de audiodescripción para personas con discapacidad visual se realizará también en las mismas funciones de domingo. Ocho funciones en total en el Teatro Romano de Mérida, más una de los espectáculos programados en Medellín, que será La bella Helenael 22 de julio.

La audiodescripción permite a las personas ciegas y con dificultades visuales tener acceso al teatro a través de un sistema de apoyo a la comunicación que consiste en compensar la carencia de captación de la parte visual contenida en cualquier tipo de mensaje, suministrando información sonora que la traduce o explica, de manera que el receptor discapacitado visual perciba dicho mensaje como un todo armónico y de la forma más parecida a como lo percibe una persona que ve. Su finalidad es proporcionar información sobre la situación espacial, gestos, actitudes, paisajes, vestuario, etc.

Las personas que requieran de este servicio deberán igualmente indicarlo en la taquilla del Festival, ya que se les hará entrega en préstamo del receptor de la audiodescripción. En este caso la zona de influencia del servicio es todo el teatro, por lo que el espectador podrá ubicarse en cualquier zona del recinto.

Asimismo, si las condiciones de los espectáculos lo permiten, las personas ciegas podrán realizar una ‘ruta audiodescrita’ (denominada ‘touch tour’) guiados por los audiodescriptores para que reconozcan el escenario, el vestuario de los actores y el entorno a través de descripciones.

Además del Teatro de Mérida, el de Medellín dispondrá de sistema de audiodescripción para La bella Helenael 22 de julio.

Este año como novedad, los trabajadores del Festival recibirán formación específica en la materia, a través del curso semipresencial Accesibilidad Sensorial en el Teatro. El objetivo es sensibilizar y normalizar la atención de las personas con diversidad auditiva y visual en el acceso a los espectáculos.

Con las implantaciones de estos sistemas, que se añaden a las ya existentes para personas con movilidad reducida, el Festival de Mérida volverá a tener este verano una accesibilidad universal para que cualquier persona, independientemente de sus capacidades, pueda disfrutar de las obras clásicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.