El presidente del Gobierno reclama a la oposición que arrime el hombro para pactar un plan de reconstrucción

Comparte en redes sociales

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reclamado a la oposición “arrimar el hombro” para llegar a acuerdos en la reconstrucción económica provocada por el coronavirus. También ha pedido cautela a aquellas personas que comenzarán este lunes la primera fase de desescalada ya que de ellos depende que no haya que retroceder en el plan.  “El virus no ha desaparecido, sigue al acecho”, ha señalado en una rueda de prensa desde Moncloa.

El jefe del Ejecutivo ha afirmado que esos pactos y esa unidad es lo que “demanda una abrumadora mayoría de la sociedad” en un momento “tan crítico” de España.

Sin embargo, sí ha resaltado que, aunque haya más prórrogas, “habrá distintos estado de alarma” ya que la desescalada también será institucional y el estado de alarma “no tiene por qué revestir el mismo alcance a medida que evoluciona la situación”.

Además, ha señalado que cuando todos estén en la fase 1 aprobarán en Consejo de Ministros decretar luto oficial como ya anunció hace unos días en el Congreso y que se celebrará un “gran acto de homenaje en recuerdo a todas las víctimas” presidido por el jefe del Estado, el rey Felipe VI, siempre que se supere la emergencia sanitaria.

“Hemos dado un ejemplo de disciplina social y no dudo de que la conciencia en Madrid y Barcelona será mas contundente por haber sido más golpeada”, ha señalado al tiempo que ha resaltado que la “atención primaria será fundamental y que la protección de sus profesionales es un objetivo del Gobierno.

Sánchez ha agradecido la coordinación con las comunidades autónomas y ha elogiado el comportamiento de toda la población, que han actuado como una “comunidad humana” y ha conseguido “reconquistar al virus el 99 % del espacio que nos había arrebatado”, pero ha hecho numerosos llamamientos a no bajar la guardia.

Potenciar la atención primaria para detectar cuanto antes las nuevas infecciones y rastrear posibles contagios y aumentar el número de camas hospitalarias y de UCI “serviría de poco si no se acompaña del esfuerzo responsable de cada persona”, ha recalcado.

En este contexto, y teniendo en cuenta que se puede estar contagiado y ser asintomático, ha hecho hincapié en que el método más efectivo para interrumpir el contagio es “que cada persona tome diariamente las mismas precauciones que si estuviera infectada”: medidas de higiene y distancia física con amigos y conocidos, como hace con extraños con los que se cruza en la calle.

Pacto de los ERTE y líneas ICO

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha valorado el “ejemplo de diálogo y unidad” demostrado ayer por los agentes sociales, al alcanzar un acuerdo para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 30 de junio, más allá del estado de alarma.

Además ha asegurado además que en la mesa tripartita que formarán Gobierno, patronal y sindicatos se estudiarán cuáles son “los sectores más afectados como consecuencia de la crisis”, para ver cómo “extender o prolongar esos ERTE en el tiempo”. Y ha recordado la intención del Gobierno de elaborar un acuerdo social para el empleo, junto a los agentes sociales, que esté “a la altura de este reto”.

Sánchez ha resaltado la importancia de “ver cómo se reincorporan los trabajadores a la actividad económica” en la desescalada que comienza ahora, con la reapertura y reactivación de negocios.

Respecto a las medidas que se negocian en Bruselas, el presidente del Gobierno ha recordado las medidas que se están planteando en el Eurogrupo y que ascienden a 540.000 millones de euros, al tiempo que ha dejado claro que no se trata de ningún “rescate”.

“No es ningún rescate, son líneas que se ponen en marcha porque queremos dar una respuesta común comunitaria del conjunto de la Unión Europea (UE) a una crisis que nos afecta al conjunto de la UE, con más o menos incidencia”, ha subrayado el presidente del Gobierno.

Ha explicado que, por un lado, se negocia una línea de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) “sin ninguna otra condicionalidad que no sea la del gasto sanitario y otros vinculados con la crisis sanitaria del COVID-19”.

Además, ha recordado un segundo instrumento, el fondo de reaseguro por desempleo, con el que se financian, por ejemplo, los ERTE, y un tercero que comprende una línea de garantía de liquidez del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que sea complementaria y genere sinergías con las líneas del Instituto de Crédito oficial (ICO).

Preguntado por las líneas ICO, puestas en marcha por el Gobierno para dotar de liquidez a pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos, Sánchez ha recordado que aún se está ejecutando la segunda de las líneas, conforme a la demanda del mercado, con un total de 262.000 operaciones a lo largo de estas últimas semanas.

“Hemos aprobado la tercera línea, de 95.400 millones de euros”, ha dicho Sánchez, en lo que forma parte de “un esfuerzo extraordinario, sin precedentes”, y ha recordado que “el planteamiento es llegar a 100.000 millones de euros”.

REPÚBLICA


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta