Seleccionar página

EL TIMO DEL CORREDOR (FERROVIARIO)

EL TIMO DEL CORREDOR (FERROVIARIO)

Una vez, hace muchos años, me dijo un Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, de los de antes, que “desde que son los políticos los que diseñan el trazado de las infraestructuras y no los ingenieros, las soluciones a tomar serán todas un desastre”. Mi juventud de entonces me privó de la comprensión y magnitud de la sentencia. Hoy, sin embargo, me doy cuenta de la razón que tenía.

El que les escribe es español, y por nacimiento y residencia cacereño. Hace décadas, la carrera universitaria más compleja que un joven podía afrontar era Caminos y con diferencia. Realizar esos estudios superiores sin ayuda tecnológica era todo un reto al que se atrevían unos pocos y que culminaban con éxito un porcentaje aún menor. Ser Ingeniero de Caminos requería un esfuerzo extraordinario y una capacidad mental fuera de lo común. Es por esto que me encanta charlar en profundidad con ellos. Admiro su capacidad mental y su peculiar manera de ver las cosas.

Esta introducción viene a cuento por la matraca que desde Badajoz y alrededores se nos está dando con los dichosos corredores ferroviarios, cuyas propuestas son un despropósito para la provincia de Cáceres e incluso para parte de la propia pacense, y que muchos de estos sabios ingenieros observan con estupor desde la experiencia de su edad.

La situación actual viene de unas decisiones egoístas tomadas y/o apoyadas hace un par de décadas por políticos pacenses, que viendo la situación geográfica y estratégica de Cáceres con respecto a Lisboa, Oporto y Madrid bloquearon, una vez más, un trazado que hoy estaría terminado y del que dispondríamos todos los extremeños. Pero también viene propiciada por la pasividad de los cacereños, confiados en su situación geográfica y pasivos, como casi siempre.

No hay más que mirar un mapa ibérico para entender que lo normal hubiera sido un trazado en Portugal desde Lisboa y Oporto a Entroncamento y desde esa localidad lusa, pasando por Valencia de Alcántara, a Cáceres. Esta línea ferroviaria ha estado en servicio hace mucho y bien se han encargado unos y otros de dejarla en el olvido y bien se encargan ahora de no nombrarla nunca, no vaya a ser que alguien de la provincia de Cáceres se dé cuenta y proteste un “poquino”.

Más frustrante, si cabe, es saber que los portugueses querían. Os van a contar que nuestros vecinos pusieron pegas, que no podían afrontarla y demás mentiras. Os lo aseguro, querían. Y estaban dispuestos a ir a Bruselas a por la pasta. Pero donde no quisieron fue en Mérida y donde no se protestó de verdad fue en Cáceres.

Si se hubiera realizado esta línea con Cáceres y Entroncamento de conexiones, y líneas anexas desde Badajoz a Cáceres; hoy tendríamos el ansiado tren digno. A la postre, lo único que se va a terminar veintitantos años después es el tramo Plasencia-Badajoz, es decir, esas líneas anexas de conexión por Cáceres.

Porque en cuanto a  los portugueses, que portugueses son, su problema de traslado de pasajeros desde Lisboa y Oporto a Madrid lo tienen resuelto por avión con multitud de horarios y precios. Comprobadlo en cualquier web de viajes. A los lusos les da igual. Otra cosa son las mercancías y ahora entro en ese tema.

Visto el desastre montado por los políticos y la dejadez del cacereño, volviendo a mirar un mapa y teniendo en consideración lo ya realizado, para dar salida a las mercancías desde los dos principales puertos de Portugal lo más lógico es lo siguiente:

Desde Lisboa/Sines por Badajoz a Ciudad Real y desde allí a Madrid y Valencia. Sí, ya lo sé, esto deja fuera de esa Línea a Cáceres pero es que eso es lo normal, insisto. Este trazado pasa por Mérida (políticos contentos) y principalmente por Don Benito que es el mayor centro industrial de la región. Vaya desde Cáceres un reconocimiento a los calabazones por estar donde están sin infraestructuras de primer nivel hasta hace muy poco.

Por otro lado, los de Oporto/Aveiro sacarán sus mercancías por Salamanca o Zamora y aquí que se peguen los castellanos. Que sí, que lo sé. Este trazado deja también fuera a Cáceres… ¿O no?

Estado actual de la Vía ruta de la Plata.

¡Pues no! Porque lo que es incomprensible es que no se contemple por ningún sitio la Ruta de la Plata ferroviaria. O sea, puerto de Sevilla a puerto de Gijón: Sevilla, Zafra, Mérida, Cáceres, Plasencia, Salamanca, Zamora, Astorga, Oviedo y Gijón. ¿TAN DIFÍCIL ES?

Este trazado cruza con los dos normales lusos de mercancías, conecta Extremadura entera, pero deja a Cáceres en el centro del meollo y eso a los pacenses les produce urticaria. Si hay que envolverse en la bandera verde, blanca y negra nos envolvemos todos.

Nos tienen sobreinformados de corredores Atlánticos, Sudoestes, Mediterráneos y demás milongas, pero no hablan de esto porque va en contra de intereses particulares. Además, estas plataformas sociales no están formadas por ingenieros expertos. Las habitan unos grupos de interesados pacenses y “salvapatrias” madrileños que solo van a por su gloria económica y social.

Y en esas estamos. Los de Badajoz a lo suyo, los plataformeros a lo de los pacenses. Nadie pregunta a los que saben y en Cáceres observando el vuelo elegante de las cigüeñas por la Ciudad Monumental y dejando pasar, otra vez, una gran oportunidad.

¡Qué cosas tengo! Si los del Womad vienen en “furgo”, en qué estaría yo pensando.

 

El autor es miembro de CONTEXTO ACTUAL, Grupo de análisis político y social, formado por especialistas  en diversas materias, de carácter crítico, preocupado por la situación actual.

Sobre el Autor

Oferta Post Covid

Contrata publicidad

FESTIVAL DE MÉRIDA

Fase I del Estado de Alarma en Cáceres

ISABEL RAMOS EN CONPARTES CÁCERES

AFORO COMPLETO: CRISTINA FERRERA EN PRETTY ME

JOCCA SHOP - Home & Life

Café y perrunillas con Sonia Merino

RSS EUROPA PRESS

SUSCRÍBETE

marketing digital

marketing digital extremadura