Espacio rural y cultura maker se fusionan por vez primera en un municipio rural extremeño, Valdelacalzada

Comparte en redes sociales

La inserción de la tecnología y la experiencia digital que esta conlleva en nuestra vida diaria ha significado también la aparición de una nueva lectura, y por ende de un nuevo lector que necesita diferentes registros para expresarse. Esto trae consigo la necesidad de rediseñar el espacio que ha acompañado durante siglos al leyente, las bibliotecas.

Las narrativas transmedia y el impulso de la cultura maker son dos exponentes claros donde la biblioteca debe poner el foco. La cultura fabricante, del hacedor o cultura maker, es una subcultura contemporánea basada en la tecnología y en el uso de herramientas.​​ En el caso de la biblioteca de Valdelacalzada, el proyecto Nubeteca de la Diputación de Badajoz pone el foco en la lectura a través del Espacio Read Maker.

>

Nubeteca en una experiencia piloto en seis bibliotecas, un espacio maker para vincular a los hacedores al mundo de la lectura y que propone “generar una comunidad dentro de la biblioteca que explore su talento creativo en torno a la práctica lectora o a repensar los servicios bibliotecarios”, explican desde el proyecto.

Ordenadores, tablets, cámara de vídeo, sensor cerebral, impresoras y bolígrafos 3D, drones, placas base y kit de robótica, entre otros, son tecnologías que permiten el desarrollo de un programa de investigación sobre la alfabetización múltiple que combina lectura, arte y tecnología, parte en este proyecto que llega a Valdelacalzada para convertirlo en el primer municipio del ámbito rural en España que cuenta con este tipo de espacios -Espacio Read Maker- en su biblioteca, un proyecto piloto donde experimentar e investigar.

Con las herramientas anteriormente mencionadas, se ayudará a los lectores en estos espacios a “aceptar algunos desafíos e imaginar cómo se pueden acercar los préstamos a los lectores, dotar de banda sonora al uso de las colecciones en la biblioteca, expandir la lectura con arte o remezclar cuentos generando nuevas narraciones. Todo ello mediante el impulso del aprendizaje colaborativo y la generación de redes de lectores en bibliotecas conectadas”, como explican desde el proyecto.

El diseño, creación y puesta en marcha de este espacio se enmarca en el proyecto europeo 1234REDES_CON, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del programa Interreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020 y ha sido posible gracias al convenio, que se firmó en su día, entre la Diputación de Badajoz y el Ayuntamiento de Valdelacalzada.

El objetivo último es convertir este espacio en una infraestructura social vital que ofrezca diferentes opciones de aprendizaje para todas las etapas de la vida, lo que permite la democratización del acceso a las nuevas herramientas tecnológicas digitales, que no todos se pueden permitir, para ir en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1, 4 y 10, centrados en poner fin a la pobreza en todas sus formas, garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y reducir la desigualdad entre países.

Conoce esta experiencia pionera a través de: https://youtu.be/W9zDIOqPydo


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.