Estrella Morente.

El jurado de los POP EYE ha decidido premiar la dilatada trayectoria de la artista, ESTRELLA MORENTE, con el PREMIO NACIONAL AL DUENDE 2019, mientras que el grupo luso THE TWIST CONNECTION se ha alzado con el PREMIO AL GRUPO REVELACIÓN PORTUGUÉS. Ambos recogerán sus galardones dentro de la próxima edición, la decimocuarta, de los PREMIOS NACIONALES DE LA MÚSICA Y LAS ARTES, que se celebrarán los días 8 y 9 de noviembre en Plasencia.

Ambos premiados, se unen a la diseñadora SYBILLA, que recibirá el Premio Nacional de Moda, MARISCAL, el premio a las ARTES PLÁSTICAS, y THE TWIST CONNECTION, al GRUPO REVELACIÓN PORTUGUÉS.

ESTRELLA MORENTE

Premio Pop Eye al Duende 2019

Estrella Morente ha puesto fin a cinco años de silencio discográfico con ‘Copla’, un disco en el que empezó a trabajar mucho antes junto a su padre, el enorme Enrique Morente, y que ahora ella dedica a su abuela Rosario. Un álbum en el que afronta el reto de interpretar canciones tan icónicas como Yo soy esa, Suspiros de España o ¡Ay pena, penita! De hecho, Estrella asegura haberse enamorado del género y de sus principales intérpretes, Lola Flores, Imperio Argentina, Concha Piquer o Juana Reina: “Todas ellas me ayudaron a entender que la copla era la vida misma”.

Pero, por otra parte, Estrella reconoce las implicaciones que la copla tiene en un país como el nuestro, que inmediatamente identifica a estas canciones con regímenes políticos de infausto recuerdo o determinadas opciones políticas. Y, en ese sentido, Estrella ha abogado por huir de esas connotaciones reivindicando el valor de estas composiciones como mapas sentimentales de varias generaciones. “Mi música cada vez tiene menos bandera, menos patria y menos himno. Mi música viene del corazón y de los sentimientos” ha afirmado al respecto.

Su reivindicación del género popular por excelencia en nuestro país aleja a Estrella Morente de las formas flamencas que han caracterizado su carrera. Apoyándose en el productor Isidro Muñoz, que de alguna forma ha venido a suplir la irreemplazable ascendencia de Enrique Morente sobre este disco, Estrella se enfrenta a estas versiones interpretadas por una banda de música, con los vientos y las percusiones como protagonistas, en la más pura tradición española.

Así, desde una senda diferente a la de su padre pero con un objetivo común, Estrella consigue darle su sello personal a interpretaciones de sobra conocidas por todos. Y vaya si lo ha logrado. De diez y con duende. Mucho duende.

Colorama, Basanta

COLORAMA, de BASANTA

Premio Pop Eye al Mejor Disco de Rock 2019

Basanta no es un grupo nuevo más de indie español, de estos que salen con la misma rapidez que parpadeas después de haber probado mil nombres antes de dar con un dominio no registrado. Este quinteto ha sabido reinventar el concepto de banda y jugar con aquello que no es puramente musical; un reto bastante complicado en una era donde la originalidad supone ya no otra liga si no otra dimensión.

Basanta acaba de sacar su primer debut, Colorama, producido por Paco Loco. Marca distintiva donde las haya. Antes de tenerlo en nuestras manos, sin embargo, ya todo el mundo sabía que el grupo es algo atípico: cinco personas que convertidas en los personajes Sol, Azufre, La Santa, Tierra y Sal. Y decimos personajes porque poco más se puede decir sobre ellos: más que una banda, es una tribu enmascarada que ha dado lugar a una música que se destaca por su alto grado de hermetismo.

Una portada de colores oscuros y motivos minimalistas, satánicos y propios de ritual – de hecho, el nombre del grupo responde a una tribu hindú – es la que introduce Colorama, del que recientemente hemos ya podido escuchar los adelantos Inferis y Animal. Se tratan de once temas melódicos, a la vez que retraídos, pero ninguno especialmente festivo. Más bien son un viaje. A caballo entre el indie rock, pero también entre la psicodelia y el folk, sus canciones se apoyan en los mellotrones, las afinaciones abiertas, y los fuzzs setenteros. A modo de excepción, hay algo también de armonías que recuerdan a la época beatle del Sgt. Pepper’s, aportando algo más de frescura a un ambiente de tensión y secretismo, como Thelema. El toque de rock, donde por fin se prioriza la eléctrica, sucede con Karma y Tentación. Toda esta mixtura, siempre bajo el mismo prisma embriagador, son caracterizados por ser temas más bien largos y trabajados, sin presión que impida recreación alguna, adquiriendo todos ellos un ritmo que progresivamente va adquiriendo más fuerza.

Por lo general, Colorama es un primer disco que deja entrever la exigencia de una intencionalidad que intenta apuntar a la intimidad o, más bien, rodearla y descubrir de qué trata; el campo metafórico es el lenguaje de Basanta, a través de los motivos de acorde como la sangre, la herida y la tierra. Un disco que, en definitiva, apuesta por reconocer y explotar la sombra, el lado oscuro. Lo translúcido. Y que, a fin de cuentas, evidencia como una imagen lejana por fantástica dice más de nosotros que los que fingen parecerse.