Expedientados dos clubs de Cáceres por insultos entre sus entrenadores

Comparte en redes sociales

Los hechos ocurrieron el pasado viernes, 31 de marzo, en los campos Manuel Sánchez Delgado de Cáceres y se enfrentaban el Nuevo Cáceres C y el Cacereño B, de la liga local y correspondiente también a la segunda categoría de los Juegos Deportivos Extremeños (JUDEX), donde participan niños de 8 y 9 años.

Cuando restaban para el final del encuentro algo más de tres minutos, y con un resultado en ese momento de 1-1, los entrenadores que ejercían de delegados empezaron a dirigirse insultos y el del Cacereño agarró por la camisa al del Nuevo Cáceres, un forcejeo en el que le tiró las gafas al suelo y se rompieron.

Ambos clubes y la Federación Extremeña de Fútbol están de acuerdo en que el espectáculo “fue lamentable” ante jugadores de tan corta edad y han reprobado los hechos.

No obstante, han insistido en que se trata de un hecho “aislado” y han añadido que el fútbol extremeño es “tranquilo”.

La FEX ha comunicado hoy mismo la apertura del expediente a ambos clubes, tras conocer el acta del árbitro, y ha dado un plazo de cinco días para que los equipos presenten sus alegaciones.

Este es el procedimiento que siempre se sigue cuando se suspende un partido, según han indicado.

A priori, informan las mismas fuentes, los hechos “no parecen graves” pero desde la FEX condenan este tipo de comportamientos y han subrayado que “van a ser contundentes si se demuestran los hechos”.

Por su parte, la Fundación del Club Deportivo Cacereño que dirige las categorías inferiores ya ha dado un paso adelante y ha decidido apartar al entrenador-delegado que participó en estos hechos.

En declaraciones a Efe, el coordinador de la Fundación, José María Rebollo, ha “lamentado y condenado” la imagen que se dio ante los chavales, pero ha precisado que “se han exagerado los hechos porque no hubo ninguna agresión física ni ninguna denuncia”.

En cualquier caso, ha dicho que se trató de “una acción fea” y que, por ello, han decidido apartar al entrenador para dar ejemplo a la cantera y al deporte en general.

En estos mismos términos se han dirigido desde el Nuevo Cáceres, donde uno de sus responsables, Juan José Loro, ha confirmado a Efe que “no hubo agresión física, sólo un forcejeo” y ha hablado incluso en favor del entrenador del Cacereño, quien les ha llamado para disculparse y decir que “ha sido un hecho aislado”.

Hasta después de Semana Santa no se conocerá la decisión que toma el Comité de Competición en unos hechos que vuelven a dañar la imagen del deporte base, tal y como ocurriera hace unos días con la pelea entre padres de equipos infantiles en Mallorca.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.