Extremadura contará con un código infarto y una segunda unidad de reanimación cardiaca

Comparte en redes sociales

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha explicado hoy el plan en una comparecencia a petición propia ante el Pleno de la Asamblea de Extremadura.

Tres de cada cuatro casos de enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir, por lo que el plan incidirá en la prevención de estas patologías, que en 2015 causaron 3.513 muertes en Extremadura (el 30,5 % del total de defunciones).

Estas enfermedades son la primera causa de muerte en la comunidad autónoma y generan más de 16.400 ingresos hospitalarios al año.

El plan es fruto del trabajo técnico de más de 55 expertos, asociaciones de pacientes, sociedades científicas, colegios profesionales e investigadores, y es continuidad del finalizado en 2016, que solo se cumplió en una tercera parte, aproximadamente, según Vergeles.

Aunque las enfermedades cardiovasculares suponen el más importante problema de salud en todo el mundo, tienen a su favor que se puede intervenir en ellas de forma preventiva en un “alto grado”, ya que están asociadas al tabaco, el alcohol o la obesidad, al margen de que la edad es otro factor importante de riesgo.

Por ello, el consejero ha subrayado que la principal el área de intervención es la prevención.

En este punto ha hablado de fomentar hábitos de vida saludables con un renovado plan de educación para la salud, del diagnóstico precoz, de elaborar estudios epidemiológicos sobre factores de riesgo y de poner en marcha una estrategia frente a la obesidad.

La llegada del “código infarto”, quizás la única región que no lo tiene, junto a los ya implantados para el ictus, pueden reducir la mortalidad en un 10 %, ha subrayado.

Otras medidas serán la colocación de desfibriladores semiautomáticos en espacios con mucha afluencia de personas, según Vergeles, que ha adelantado la modificación del decreto que regula su uso pueda ampliarse a más gente.

También se ha comprometido a implantar durante el periodo de vigencia del plan la ecografía cardiaca en la primera consulta de cardiología.

En materia de rehabilitación, se potenciará la unidad de reanimación que funciona desde hace años en Cáceres y se creará otra en Badajoz.

Sobre estas unidades, el diputado popular José María Saponi, aunque se ha congratulado de la creación de la de Badajoz, ha criticado que se fomente la desigualdad al centralizar los recursos en las principales ciudades.

Saponi ha advertido de que tres pruebas diagnósticas que contempla el plan, como el ecocardiograma, tienen ahora un elevado tiempo de espera.

Además, ha subrayado que el documento no incluye memoria económica y que en el único folio en el que se habla de financiación es para decir: “Dios proveerá”.

El diputado de Podemos Obed Santos ha considerado que el plan está destinado a la medicalización de la población, cuando el elevado gasto farmacéutico no está en consonancia con los resultados.

Por ello, ha abogado por centrar los esfuerzos en la prevención, con el fomento del ejercicio físico y la dieta mediterránea y la lucha contra la obesidad.

Santos ha criticado que el plan no incluya recursos públicos para la rehabilitación neurológica y que se fomente así la privatización.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.