HAMILTON SILENCIA ITALIA.

El gran pilotaje de Lewis y los errores de Ferrari propician la victoria del inglés en el templo italiano de Monza.

0
27

Gran Premio de Italia de Fórmula 1, 2.018.

Autódromo de Monza. Lleno.

Casi una década llevaba Ferrari sin ganar en su circuito. Esta año venían con los coches más veloces y la victoria en Spa había desatado la euforia roja. Monza es un trazado de potencia pura con grandes rectas y curvas amplias. Además, la Scuderia colocó sus dos bólidos en primera línea en la clasificación del sábado. Todo era optimismo en Italia. Solo había un pequeño detalle a corregir: que Raikonnen le cediera la primera posición a Vettel sin que Hamilton sacara provecho.

Ya os avisé la semana pasada que Vettel no gestiona bien la presión. Si se pone en cabeza pronto no hay quien le atrape pero salía el segundo con Hamilton justo detrás. Se apaga el semáforo y Kimi tapa la zona de Vettel conservando la primera plaza. Pasan la primera y estrecha chicane y se dirigen en máxima aceleración a la segunda. Kimi lo hace en primera posición y Vettel y Hamilton lo hacen en paralelo. Lewis por fuera por el lado bueno y cerrando un poco a Seb. El alemán no cede y chocan. Vettel hace un trompo y sale muy perjudicado quedando último en el regreso al asfalto.

Por cierto, en el intento de poner su coche en el sentido correcto, Seb anduvo varios metros en sentido contrario y esto es merecedor de sanción y fuerte. No estoy leyendo ni oyendo nada al respecto.

Por detrás, un Toro Rosso sufre un accidente y sale el coche de seguridad. Kimi lidera, con Hamilton segundo, Bottas tercero y Max cuarto. Sainz sexto y Fernando décimo. Buena salida de los españoles.

Hay que reseñar como iban de neumáticos. (sigo refiriéndome a ellos como blandos, medios y duros que es como se va a hacer el año que viene porque tenían a la gente con un lío mental indecente). Todos los de cabeza llevaban blandos para llegar a algo más de 20 vueltas. Después poner medios hasta completar las 53 de las que constaba el gran premio. Insisto que este detalle es crucial para la resolución de la carrera.

Pasan las vueltas y todo sigue igual. Tan igual que Alonso abandona en la décima como casi siempre. En el giro 21 mercedes saca a su equipo de mecánicos anunciando el cambio a Lewis. Ferrari cae en la trampa y mete a Kimi. Hamilton no entra y se queda varias vueltas más con los blandos. Mercedes le cambia las gomas varios giros después pero no lo hace con Bottas al que mantienen primero para frenar a Kimi.

En el intento de sacar ventaja a Hamilton, Raikkonen destroza sus gomas traseras a las que le empiezan a salir ampollas. Hamilton con mejores neumáticos atrapa a Kimi, Bottas entra a cambiar con el trabajo de equipo hecho a la perfección y con tiempo suficiente para entrar por delante de Vettel y restarle puntos. Un 10 para Bottas y un 0 para Ferrari.

En la parte final de la carrera Hamilton debía pensar si arriesgar en el adelantamiento a Kimi o conservar esa segunda plaza tan valiosa. Otro se lo hubiera pensado pero Lewis no. Maduró la maniobra y se dio cuenta que en las rectas con DRS iba a ser muy difícil. El Ferrari vuela hasta con gomas en mal estado así que apuró al final de la recta de meta y adelantó en la chicane. Excelente Hamilton. Todo el circuito enmudeció. No solo le ganaba puntos a Vettel si no que iba a ganar con un bólido un poco más lento. 30 puntos, más de una carrera, le lleva de ventaja. Y la siguiente carrera es en Singapur donde la potencia no es la parte principal. Entrarán en juego los Red Bull lo que para Vettel puede ser un suplicio.

Hamilton y Bottas estaban exultantes en el podio de Monza. Apenas ondeaban banderas de Ferrari. Una victoria que vale mucho mas que los 25 puntos. Un golpe moral en casa de los italianos.

Próxima estación: Singapur, en dos semanas.

Así quedó la carrera:

Así va el mundial de pilotos:

Y así el de constructores:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.