Impulso al Corredor Oeste-Ruta de la Plata

Comparte en redes sociales

En el año 1985, el Gobierno español, cometiendo un trascendental error, suprimió para el tráfico de viajeros, el tramo Plasencia – Astorga de la vía férrea Ruta de la Plata, el cual llevaba prestando servicio y vertebrando todo el oeste de España entre Gijón y Sevilla desde 1896. En el año 1995, se suprimiría también el tráfico de mercancías.

Y a partir de ahí, la infraestructura ha sido desmantelada y su trazado convertido en una vía verde, que es innecesaria a todas luces, pues existen numerosas soluciones alternativas para practicar senderismo o cicloturismo, en un área que se está vaciando a pasos agigantados y tiene territorio de sobra para estas prácticas, sin tener que utilizar una vía verde artificial para cuya transformación se ha invertido un dinero absurdo.

En una nueva época del transporte, en la que se está manifestando y promoviendo el ferrocarril como medio más eficiente y sostenible, al reducir las emisiones de CO2 por tonelada transportada, el 15 de diciembre de 2021 la Comisión Europea sorprende con su propuesta al Parlamento Europeo y al Consejo de Europa, para que la conexión ferroviaria entre León, Salamanca y Plasencia sea eliminada de la Red Básica de la RTE -T (Red de Transporte Transeuropea) a propuesta de España, extremo que niegan haber solicitado los representantes del MITMA (Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana)

Consideramos que no solo es improcedente esta eliminación, sino que por el contrario debe impulsarse su rápida reposición e incluirse en la Red Básica de la RTE-T. Existen poderosas razones de cohesión social, económica y territorial para su reposición por las características de los territorios que conecta, razones medioambientales y de neutralidad climática, o importantes razones estratégicas por el papel esencial que juega en las conexiones norte – sur de España y en su relación con Portugal.

Se hace absolutamente imprescindible y urgente su integración en la Red Transeuropea, comenzando por el tramo Plasencia – Salamanca, de unos 130 km, que conecta los dos ramales del Corredor Atlántico, evitando el paso de las mercancías por Madrid, que no tengan origen o destino en esa ciudad. Así se disminuirá el riesgo de convertir este nodo central, como ha advertido reiteradas veces la UE, en un “cuello de botella” que impida alcanzar los objetivos de incremento de transportes de mercancías por ferrocarril y de movilidad sostenible, complementando el sistema radial central con uno en red distribuida o circular.

Así mismo, se hace necesaria esta vía como garantía de seguridad al permitir una alternativa a las actuales conexiones de España con Francia, con evidentes riesgos de saturación de manera habitual y muy especialmente en frecuentes ocasiones y épocas del año.

Se ha redactado un Manifiesto que apoyan la práctica totalidad de las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación de las ciudades que se integran en la vía férrea Ruta de la Plata, así como un buen número de organizaciones de la sociedad civil y miles de personas a título individual. En la página https://corredoroeste.net pueden contemplarse esos apoyos y el contenido del Manifiesto.

El Manifiesto pide al Gobierno de España, al Parlamento español y al Consejo de Europa, así como al Parlamento Europeo, que se incluyan las conexiones anuladas y resto del Corredor Oeste – Ruta de la Plata dentro del Corredor Atlántico de la RTE-T:


  • Red Básica Principal:

Conexión Plasencia- Salamanca

  • Red Básica Ampliada

Conexión Salamanca – León

Conexión Mérida – Sevilla/Huelva

Incorporando estas conexiones en los mecanismos financieros “Conectar Europa” durante el marco financiero plurianual 2021-2027, los Fondos Next Generation, Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y otros que se programen para que en los menores plazos posibles sean repuestos los servicios.

Para este fin se solicita al Gobierno, al Congreso y al Senado de España, que en los PGE del año 2023 se contemplen las partidas presupuestarias necesarias para que se licite el Estudio Informativo del Corredor Oeste que marque el trazado óptimo, las necesidades presupuestarias y prioridades de ejecución los próximos años, así como se realicen las Declaraciones de Impacto Ambiental requeridas para la ejecución de las obras necesarias.

La idea es que el Corredor Oeste se configure no sólo como un corredor para el transporte ferroviario de viajeros y mercancías, sino también como un trazado multifunción de transporte energético de gas o de hidrógeno verde, de conectividad de comunicaciones y de vertebración de iniciativas en el oeste español.

El próximo día 25 de noviembre se celebrará en Plasencia, auspiciada por la Cámaras de Comercio y organizada por la de Cáceres, una jornada en la que se tratarán los beneficios que la restitución de la línea férrea especialmente en el tramo inicial entre Plasencia y Salamanca en una primera fase, puede traer a los diferentes sectores: automovilístico, energético, agroindustrial, de comunicaciones, turístico, de puertos marítimos y, en general, para asegurar el desarrollo territorial, impidiendo el vaciado poblacional del área afectada por el Corredor Oeste – Ruta de la Plata.

Se insistirá en la necesidad imperiosa de incluir el corredor en la Red Transeuropea de Transportes RTE – T, en su Red Básica (tramo Plasencia – Salamanca), como en su Red Básica ampliada (tramo Salamanca – León) y se inicien los estudios necesarios para poner en marcha las actuaciones a la mayor brevedad.

Todas estas acciones que se solicitan, no pueden servir de excusa para retrasar las que ya se encuentran en ejecución, como son la línea de Alta Velocidad de Madrid a Extremadura por Cáceres y Plasencia con futuro enlace a Lisboa, y la conexión Mérida – Brazatortas de unión con el Levante español.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta