Juan Mora y Emilio de Justo salen a hombros del centenario coso taurino cacereño

Comparte en redes sociales

En Cáceres hay afición a los toros a pesar de que algunos políticos y colectivos al uso opinen lo contrario,. lo cual es muy respetable como lo es que cientos de seguidores apoyen el arte de Cúchares. Así se reflejó en la tarde-noche del pasado domingo, último día de Ferias de S. Fernando, con una plaza prácticamente llena a pesar del calor intenso que se sufrió sobre las graníticas e incómodas piedras.

El cartel que Tauroemoción presentaba no dejaba lugar a dudas. Un clásico del toreo, arte por todo sus poros, el placentino Juan Mora y uno de los toreros de moda – ¡ por fin  ! – el torrejoncillano Emilio de Justo,  junto a los toros de El Pilar provocaban el atractivo de disfrutar de unas horas de toreo y cornúpetas como hacía años que no se veía en Cáceres, done celebrar un festejo taurinos se ha convertido en una osadía, un desdén y un cúmulo de impedimentos, solventados con una perfecta organización, avalada por el conocimiento profundo de lo que realmente se debe de ofrecer a la afición.

Dicho lo cual, el evento resultó largo – concluyó cerca de las diez de la noche – se devolvieron dos astados y las figuras demostraron estar en plena forma de arte, estilo, valentía y torería, lo cual el público agradeció con  respeto a los maestros, aplausos y petición de trofeos por sus faenas.

Juan Mora y Emilio de Justo, a hombros. Im: Tauroemoción.

En definitiva, una vez más ganó el toreo en Cáceres, que dispone de una plaza que se debería aprovechar mucho más para seguir en la brecha de ofrecer espectáculos de la categoría del que se disfrutó este domingo pasado. Para ello solo se necesita de una propuesta atractiva que lleve al aficionado al recinto, una organziación que sepa lo que debe de hacer para que el especáculo sea un éxito y la voluntad política de no poner tantas trabas a lo que mayoritariamente se demanda.

FICHA TÉCNICA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Cáceres.

Corrida de Ferias y Fiestas San Fernando., 2019

Más de tres cuartos de entrada.

Toros de El Pilar, bien presentados. Nobles en general, aunque les faltó fuerza y casta.

Juan Mora, ovación, vuelta al ruedo y dos orejas.
Emilio de Justo,
 silencio tras aviso, dos orejas y silencio.

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.