La Junta y Podemos estudian un nuevo impuesto en materia medioambiental

Comparte en redes sociales

Representantes de Podemos han mantenido una nueva reunión con la consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco Morales, en una segunda ronda de la negociación presupuestaria con los distintos grupos parlamentarios, que continuará mañana con el PP.

Como ocurrió la semana pasada en la primera tanda de reuniones, la negociación continúa centrada en la reforma fiscal que, tal y como planteó la Junta, debe ir asociada a la ley de presupuestos para el año que viene.

En declaraciones a los medios, Jara Romero ha destacado que el encuentro de hoy ha sido “bastante cordial” y ha hecho hincapié en que coinciden con el Gobierno extremeño en que la reforma tributaria que se acometa tiene que redistributiva y progresiva, pero sobre todo “neutra” y por tanto no afectar a los ingresos que se recauden.

Se ha hablado también de la necesidad de perseguir el fraude fiscal en la comunidad autónoma y de la posibilidad de establecer convenios con empresas eléctricas y de suministro de agua para que contribuyan a garantizar los mínimos vitales, como sucede en otras regiones, según Romero.

A su juicio, es hora de poner encima de la mesa iniciativas como ésta para que no sea sólo la Junta la que asuma todas las ayudas de mínimos vitales, con un coste de 4,5 millones de euros.

En la reunión, tal y como ha explicado la diputada de Podemos, se ha hablado de “casi todos los impuestos”, incluido el de Donaciones y Sucesiones, con la idea de “no tocar” el primero y acometer modificaciones en el caso del segundo, que, de acuerdo con la propuesta presentada la semana pasada por Podemos, pasaría por una simplificación y por corregir las injusticias que ahora puede plantear.

Según Jara Romero, la consejera “está abierta a hablar de cualquier tipo de impuesto y de cualquier proposición que nosotros pongamos sobre la mesa, así es que hay un ambiente muy cordial ahora mismo para llegar a un acuerdo al menos en la reforma fiscal”.

En ese sentido, ha planteado que el hecho de que aprobasen una reforma tributaria no conllevaría el apoyo a los presupuestos del año que viene, ya que tienen que conocer el estado de gastos.

La diputada de Podemos ha precisado que no es factible que el proyecto de presupuestos llegue a la Asamblea de Extremadura antes del próximo día 15, tal y como establece la normativa, ya que Pilar Blanco-Morales les ha emplazado a una nueva reunión el día 16 para que ambas partes presenten sus propuestas concretas en relación a las figuras impositivas analizadas.

También ha indicado que la paralización en los Presupuestos Generales del Estado conllevará un retraso en la elaboración y presentación de las cuentas autonómicas y ha señalado que no cree que se produzca una prórroga de éstas, aunque sí se plantee a nivel estatal.

Con respecto a ese hipotético nuevo impuesto medioambiental, Romero ha reconocido que “es algo muy difícil de estudiar porque sabemos que tenemos una alta presión fiscal en Extremadura” por lo que cualquier propuesta que se plantee tiene que ser progresiva y “solo puede afectar a la gente que más tiene en nuestra comunidad”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.