La Junta posibilita un millón de euros para ayudar a las familias en el cuidado de hijos menores y de personas con discapacidad

Comparte en redes sociales

El Consejo de Gobierno ha autorizado este miércoles una convocatoria de ayudas a la contratación como medida de fomento de la conciliación y corresponsabilidad de la vida personal, familiar y laboral, ante el impacto de la pandemia de la COVID-19, para lo cual se destinará un millón de euros financiados dentro del Programa Operativo Extremadura Fondo Social Europeo 2014-2020.

 

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la consejera de Igualdad y portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, quien ha explicado que el objetivo de estas ayudas es la contratación de personas para el cuidado, a domicilio, de hijos o hijas menores de 14 años o de familiares de primer o segundo grado de consanguineidad o afinidad con una discapacidad reconocida igual o superior al 33 por ciento

La cuantía máxima de la ayuda será de 1.350 euros, mientras que la estimación sobre el número de familias beneficiarias se sitúa en 1.313, según ha avanzado Gil Rosiña.

Esta nueva medida, según ha recordado la portavoz del Ejecutivo, se suma al Programa Diviértete Extremadura, que ya recibió la autorización del Consejo de Gobierno en su reunión del pasado día 24 de junio y que se llevará a cabo en colaboración con las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz.

Son medidas “coyunturales”, ha señalado la responsable de Igualdad del gobierno regional, con las que se pretende dar respuesta a las familias extremeñas “ante la situación de emergencia que tenemos este verano”. Por una parte, el programa “Diviértete Extremadura”, destinado al ocio infantil y juvenil entre las 9 y las 14 horas, y que supone la contratación de más de 200 monitores, y, por otra parte, estas nuevas ayudas para favorecer la conciliación y la corresponsabilidad en el cuidado de hijos e hijas menores.

Además, ha explicado que la convocatoria tiene un segundo objetivo que es “aflorar un trabajo que en muchas ocasiones, en la zonas rurales, y también en las ciudades, no es como debe ser y que afecta fundamentalmente a quienes tienen más dificultades de acceso al mercado de trabajo, como son las mujeres”.

Se trata de recuperar la empleabilidad femenina que se ha perdido como consecuencia de la situación originada por la pandemia y la suspensión de muchos servicios públicos, concertados y privados, dedicados al ámbito del cuidado, ocupado mayoritariamente por mujeres.

Por otra parte, Gil Rosiña ha querido dejar claro que este programa de ayudas no debe ser entendido “como un plan de conciliación, ya que un plan de conciliación requiere de otra muchas más participaciones del conjunto de la acción del Gobierno y de otra serie de actuaciones que no se recogen en una medida concreta” como la que se ha anunciado hoy.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.