Seleccionar página

La ley de ruido une a ENREA Cáceres y a la Asociación de Vecinos Ciudad Monumental en su apuesta común por la comunicación

La ley de ruido une a ENREA Cáceres y a la Asociación de Vecinos Ciudad Monumental en su apuesta común por la comunicación

“Buscamos líneas de comunicación que sean flexibles y nos favorezcan a todos, vecinos y hosteleros”

La ley de ruido une a dos asociaciones muy heterogéneas. Por un lado, ENREA Cáceres, formada por varios grupos de hostelería de la ciudad; y por otro lado, la Asociación de Vecinos Ciudad Monumental con sede en el Arco del Cristo. El real decreto 1367/2007 recoge que los entornos de los locales no podrán superar los 55 decibelios a partir de las 23 horas, norma que estará incluida en la nueva ley de espectáculos y ocio que se aprobará de manera definitiva en abril.

“La ley de ruido nos afecta sobre todo a los que tenemos un negocio de hostelería”, lamenta Javier Rolo, gerente de la cervecería La Chicha de Belona, uno de los locales representados en ENREA. “La mayoría tenemos terrazas, y el quitar una terraza en un sitio como Cáceres es un poco incoherente. Creo que estamos de acuerdo en que hay que buscar soluciones”, sostiene.

Bajo el mismo pretexto declara Juan Manuel Honrado, presidente de la Asociación de Vecinos Ciudad Monumental que: “desde el ámbito vecinal consideramos que es importante establecer las redes de comunicación que permitan la conciliación entre los vecinos y los negocios”. Por su parte, Rolo admite que “con la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo tenemos muy buena relación y ellos también están a favor de intentar llegar a un acuerdo porque son los primeros que, como vecinos del barrio, al final quieren estar también en la terraza y quieren disfrutar de la noche de verano”.

Para ENREA Cáceres, asociación sostenida por 15 locales alternativos, esta ley puede provocar catástrofes económicas en los próximos meses. El responsable de La Chicha, asegura que es complicado gestionar esta norma porque no se le puede pedir a la gente que hable más bajo estando en su sitio público. Desde el punto de vista de Honrado, en Cáceres apenas afecta el ruido y de manera generalizada “es una ciudad tranquila”.

Chema Barbado, miembro de la Asociación de Vecinos, admite que se trata de una ley “muy restrictiva” y que “nos afecta a todos”. Apuesta por llegar a un acuerdo y suavizar la norma, al igual que Rolo, que confiesa que “no vamos a ir en contra de la ley, pero las leyes se pueden cambiar, en las leyes se pueden poner excepciones”.

Por el momento, las asociaciones de hosteleros han llevado su propuesta y su preocupación al Ayuntamiento para intentar tomar medidas, y según el dueño de la cervecería “están colaborando con la hostelería para llegar a un acuerdo”.

Otra de los causas que defiende Rolo es que “se intente potenciar el turismo por un lado y luego las alternativas que se le da al turismo no es más que pasear y ver monumentos. Esto está muy bien, pero después de los paseos la gente quiere cenar y beber”. Juan Manuel, que está de acuerdo con este discurso, propone a los hosteleros y a los negocios “que en ciertas horas establezcan medidas para no generar ruido”, y de esta forma salir beneficiadas ambas partes.

Hasta abril, cacereños, turistas y hosteleros tendremos que esperar a la resolución de la decisión oficial para conocer si finalmente, entra en vigor dicha norma con o sin acuerdos.

Sobre el Autor

B. Bernaldez

Periodista natural de Cáceres (23) con mucha dedicación y pasión por la información y comunicación audiovisual.

marketing digital

marketing digital extremadura

ISABEL RAMOS EN CONPARTES CÁCERES

AFORO COMPLETO: CRISTINA FERRERA EN PRETTY ME

Café y perrunillas con Sonia Merino

V Campaña 8M de la Diputación de Cáceres: CHARO CORDERO

Diverpark caceres

SUSCRÍBETE

Contacta con nosotros

JOCCA SHOP - Home & Life

RSS EUROPA PRESS