La nueva PAC mantiene una de las mayores reivindicaciones del sector tabaquero

Comparte en redes sociales

El Plan Estratégico de la Política Agraria Comunitaria (PAC) 2023 – 2027 mantiene una de las mayores reivindicaciones y prioridades de la Junta de Extremadura, y a su vez, del sector tabaquero extremeño.

Así lo ha expresado la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García, durante su intervención en el acto informativo que se ha desarrollado en Aldeanueva de la Vera, donde también ha asistido el director general de la PAC, Javier Gonzalo, quien ha explicado técnicamente las medidas del Plan.

“Esto ha sido todo un logro, y es que, además, es el mayor importe de toda la Unión Europea. Os dijimos que lucharíamos, y lo conseguiríamos, y así lo hicimos”, ha señalado la consejera.

La nueva región 10 se perfila con importe medio de la ayuda básica de 1.230 euros por hectárea, lo que sumado al pago redistributivo da un importe de 1.460 euros por hectárea para las 20 primeras hectáreas y el resto de hectáreas sólo cobrarían la ayuda básica.

Asimismo, Begoña García se ha referido a una de las claves de la nueva PAC: el relevo generacional y la incorporación de la mujer en el sector agro. “Las jóvenes agricultoras y agricultores, y las mujeres deben ser quienes lideren el sector agrario en las próximas décadas y esta PAC los contempla más y mejor que nunca para los intereses de Extremadura. Sin jóvenes, nuestro campo no tiene futuro”.

Por ello, según ha comunicado, como medida se duplica el pago complementario para jóvenes agricultores. Antes era igual a la mitad del importe de la ayuda básica y ahora es un importe igual al de la ayuda básica hasta un máximo de 100 hectáreas. En el caso de ser mujer se aplica un 15 por ciento más, es decir un 115 por ciento del valor medio de los derechos de ayuda renta básica.

En cuanto al segundo pilar, la consejera ha resaltado la ayuda a la producción integrada de tabaco, la cual se ha establecido por un importe de 1.060 euros por hectárea, en el anterior PDR el importe era de 600 euros/hectárea.

“Esto también ha sido un gran logro para el sector tabaquero de nuestra región, cultivo que genera gran empleo. Esta región es una las de mayores importes en derechos pago único”, ha añadido.

Por último, la García ha destacado, dentro de la producción integrada de tabaco, algunas novedades como el porcentaje de rotación, que cambia de 16,66 por ciento a 25 por ciento; el establecimiento de cubiertas invernales que impliquen el tratamiento con vegetales con acción fitosanitaria durante cada uno de los cinco años del periodo de compromiso, por un periodo mínimo de dos meses y en una superficie que suponga al menos el 50 por ciento de la superficie comprometida en cada uno de los años o la utilización de biomasa para la fase de curado del tabaco, generada a partir de subproductos, astillas, madera y pellets, como alternativa al curado con combustibles fósiles, entre otras.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta