Seleccionar página

LA SOLUCIÓN ESTÁ EN LA PRESA DEL ALMONTE

LA SOLUCIÓN ESTÁ EN LA PRESA DEL ALMONTE

La ciudad de Cáceres vuelve a estar de actualidad por las peripecias que surgen periódicamente en su abastecimiento de aguas. Llevamos años y años sin que este problema quede resuelto de una forma definitiva. La presa del Guadiloba construida en 1971 no fue suficiente para asegurar con la garantía adecuada la dotación de aguas a una ciudad de casi 100.000 habitantes y a algunos núcleos de su entorno. A pesar de un trasvase de apoyo construido en 1992, período en que aconteció una gran sequía, en la desembocadura del río Almonte con el embalse de Alcántara, el cual también ha resultado ser escaso para las necesidades de la ciudad.

El consistorio cacereño y la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) una vez descartado, al parecer, el trasvase desde el embalse de Portaje al del Guadiloba por problemas técnicos ¿irresolubles? en el cruzamiento de los ríos Tajo y Almonte embalsados en Alcántara, después de tirar a la basura unos 60 Millones de Euros enterrados en la conducción principal, proponen optar por un bombeo desde el interior del embalse de Alcántara.

Ahora se replantean volver a una solución desechada en su día cuando se sometió a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) (BOE de 27 de julio de 2005) la construcción de una presa en el Almonte en su tramo final que era la solución idónea tanto por cercanía a la ciudad como por calidad del agua. Pero presiones ecologistas dieron al traste con esta alternativa en el río Almonte amparándose en una DIA de poca consistencia sobre los valores ambientales a proteger, por calificarla con benevolencia. Pero los ecologistas mandaban entonces y parece que siguen mandando ahora.

Se intenta actualmente regresar a una solución alternativa que figuraba en la DIA y que en su día fue desechada frente al trasvase de Portaje como es la de bombear agua del interior del embalse de Alcántara. Se descartó entonces esta alternativa pese a su mayor proximidad a Cáceres frente al trasvase de Portaje, debido a la mala calidad del agua del embalse de Alcántara. A este embalse confluyen aguas más o menos depuradas de la conurbación de Madrid y núcleos aledaños y restos de agua del embalse de Arrocampo que refrigera la central nuclear de Almaraz. Aguas que además están menos diluidas al restarle los volúmenes del recurso que desde la cabecera del Tajo se trasvasan a Murcia.

Si se desechó en su día (año 2005) este bombeo del interior del embalse de Alcántara frente al trasvase de Portaje ¿por qué se vuelve ahora a retomar si previsiblemente la calidad del agua no ha mejorado?

En mi opinión y creo que en la de muchos conocedores del problema, la solución definitiva para el abastecimiento de agua a Cáceres y núcleos próximos pasa por retomar la presa del Almonte.

Este nuevo embalse situado a unos 15 km de la capital reuniría las condiciones idóneas de coste y de calidad. De coste porque la obra y el bombeo con sus gastos de explotación son muchos menores que desde Portaje y porque la calidad de su agua es sensiblemente mejor que la de Alcántara. En resumen, parece razonable retomar la solución de la presa del Almonte revisando su DIA.

Por mucho que los ecologistas se opongan esta es la solución mejor para más de 100.000 habitantes que esperamos, desesperados, que se solucionen de una vez por todas nuestros problemas de abastecimiento urbano.

La presa del río Almonte se construiría en el tramo final de este curso de agua y su impacto ambiental ha de ser forzosamente reducido ya que respeta la casi totalidad del curso del río, declarado en los planes hidrológicos de la demarcación hidrográfica del Tajo como reserva fluvial. Esta es la razón junto con la geología de la zona y la ausencia de núcleos de población importantes, que determina la buena calidad del agua del río Almonte.

Los intereses y la seguridad de los habitantes cacereños nos llevan a que hay que retomar la solución de la presa del Almonte. Por muchas apetencias que puedan existir en los grupos ecologistas, son más importantes las necesidades de los cacereños. “Primum vivere, deinde philosophari”.

Por las razones anteriores el consistorio de la capital y los ciudadanos hemos de exigir un abastecimiento definitivo a la ciudad con aguas de calidad y no procedentes de un embalse como el de Alcántara, que recoge todas las impurezas habidas y por haber generadas principalmente en el curso medio del río Tajo. El optar por la alternativa de bombear del interior del embalse de Alcántara va a exigir, además, la construcción de una ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) de gran complejidad para poder dar al agua de suministro una calidad mínima lo cual encarecerá más su coste.

El consistorio cacereño habría de reforzar el actual trasvase que apoya al embalse del Guadiloba entretanto se construye la nueva presa del Almonte, exigiendo de Iberdrola entidad explotadora del embalse de Alcántara y de la CHT que se mantenga su cota por encima de la del bombeo.

Y habrá que recordar en relación con lo anterior que el uso para abastecimiento urbano es prioritario a todo lo demás. Por si los eléctricos no lo saben. Que creo que sí.

Parece mentira que después de quince años, el abastecimiento de aguas a la ciudad de Cáceres, se encuentre en el punto en el que estábamos en julio de 2005. Del fiasco de Portaje y de los 60 Millones de euros enterrados sin dar servicio, habrá que escribir otro día.

Sobre el Autor

Oferta Post Covid

Contrata publicidad

FESTIVAL DE MÉRIDA

AFORO COMPLETO: CRISTINA FERRERA EN PRETTY ME

JOCCA SHOP - Home & Life

Café y perrunillas con Sonia Merino

RSS EUROPA PRESS

SUSCRÍBETE

marketing digital

marketing digital extremadura