Según el informe mensual de precios de venta de www.pisos.com, la vivienda de segunda mano en Extremadura en agosto de 2019 tuvo un precio medio de 999 euros por metro cuadrado. Esta cifra registró una subida del 0,49% frente al mes de julio, la quinta más llamativa del país. Interanualmente, bajó un -1,84%.

Extremadura fue la segunda autonomía más barata del país, únicamente por detrás del Castilla-La Mancha (908 €/m²). En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en agosto de 2019 registró un precio medio de 1.698 euros por metro cuadrado, arrojando un descenso mensual del -0,08%. De un año a otro, la cifra registrada marcó una subida del 5,32%.

Según Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “los precios han levantado el pie del acelerador, pero todavía es necesario impulsar el volcado de oferta para que las zonas que han encabezado los repuntes estos años se enfríen”. Para el experto, “se corre el riesgo de entrar en una fase de estancamiento si no se agiliza la concesión de licencias, un elemento clave para que la actividad inmobiliaria no pierda dinamismo”. El directivo apunta que “dado que el endeudamiento excesivo está bajo control gracias a la prudencia con la que está operando la banca, solo falta que la demanda solvente tenga más producto disponible”.

Font indica que hay un amplio sector de la población que está en “tierra de nadie”. El experto se refiere a “las rentas que quedan fuera del ámbito de la vivienda pública, pero cuyo nivel de ingresos no permite ahorrar lo suficiente como para abordar el porcentaje que no financian los bancos”. El portavoz del portal inmobiliario señala que este sector de la sociedad, sobre todo, el que vive en capitales con una alta densidad, tampoco encuentra demasiadas facilidades en el mercado del alquiler, “puesto que las mensualidades que exigen los propietarios están disparadas”. Para Font, “la inyección de dinero público se hace más necesaria que nunca dentro de la rehabilitación y la construcción de vivienda en alquiler a precios asequibles”.
Cáceres fue la quinta capital más barata de España

Mensualmente, la provincia de Badajoz (0,55%) repuntó algo más que Cáceres (0,13%). Frente al pasado año, Badajoz (-1,10%) arrojó un descenso algo más contenido que el de Cáceres (-1,70%).

En cuestión de precios, Cáceres (890 €/m²) fue la sexta provincia más barata de España, mientras que Badajoz (1.028 €/m²) fue la novena.

En cuanto a las capitales extremeñas, Badajoz (0,64%) registró un ascenso intermedio en el último mes, y Cáceres (-0,15%) fue la tercera que menos cayó del país. Frente a agosto de 2018, la capital de Badajoz (2,04%) arrojó un ascenso poco significativo. Por su parte, Cáceres (-1,02%) fue la cuarta que menos se ajustó del país. Con 1.136 euros por metro cuadrado en agosto de 2019, Cáceres fue la quinta capital de provincia más barata. En el puesto décimo tercero estuvo Badajoz (1.256 €/m²).