LICERÁN, LA ÉTICA Y LA ESTÉTICA POLÍTICA

Comparte en redes sociales

El episodio del que ha sido protagonista el edil socialista en el ayuntamiento de Cáceres, Andrés Licerán, es algo que no solo llama la atención por su propio contenido sino por la repercusión que ha conllevado y dentro de lo escandaloso que es, las posteriores declaraciones, comenzando por la propia suya y para remate la de Luis Salaya, alcalde de Cáceres y compañero suyo de grupo municipal, son de un clamor inconcebible de tal fuste ¿ Vivimos en una jungla donde todo vale ?

Vaya por delante que desde este grupo de opinión no tenemos nada en contra de Andrés Licerán como persona, nadie estamos libres de nuestros errores, carencias y debilidades, pero sí le reprochamos vivamente su actitud política ante el tremendo desliz que ha cometido, contrario a los principios de solvencia moral y política que deben primar en unos cargos, varios, como los que él ostenta. Lla la atención el silencio del PSOE a todos los niveles, local, provincial y regional, ¿ cierto, Belén Fernández, Miguel Angel Morales, Guillermo Fernández Vara ?..

Andrés Licerán González, no solo es edil del grupo municipal socialista en el consistorio cacereño sino que, asómbrense, Concejal responsable de Fomento, Infraestructuras, Servicios Públicos, Seguridad y Recursos Humanos, lo que incluye a Tráfico. En síntesis,  el pasado domingo 12 de diciembre, a la salida de un parking ubicado en la plaza de Obispo Galarza de Cáceres, fue interceptado por agentes de la Policía Local, que estaban haciendo un control de carácter rutinario, imaginamos que bajo el conocimiento del propio concejal, ya que sigue siendo a estas horas el responsable político del tráfico en la ciudad, es decir, algo así como » el cazador cazado», ya que resultó que al ser requerida la documentación de su vehículo, se comprobó que la misma no estaba en regla ya que ni tenía en vigor el seguro obligatorio, ¡ caducado y dado de baja desde hace un año!,  ni se había pasado la correspondiente ITV a su vehículo.  Tal cual.

Desde que ocurrió tal hecho , domingo a mediodía al lunes 13 por la tarde no  se supo de tal incidente,  lo cual nos da que pensar no ya nada raro pero al menos sí sorprendente, precisamente por la responsabilidad política del » afectado», del protagonista y de su craso error e irresponsabilidad ciudadana, y que obviamente al irse conociendo la noticia, hoy día se hace viral en minutos, el clamor social, local y nacional ha ido in crescendo hasta los límites de estupefacción, asombro, disgusto y al comentario cuasi general, excepto los  de cercanía al denunciado y de intereses espurios, de que el Sr Licerán debería dimitir de sus cargos o ser cesado por el alcalde, únicas vías posibles  para al menos salir cuanto menos airoso de tal acción.

Parece ser que por lo manifestado en las últimas horas,  tal dimisión o cese no se llevarán a cabo, primero porque el propio concejal no ha tomado tal decisión y segundo porque el mismísimo regidor municipal, ha salido al paso para apoyar públicamente a uno de sus ediles de mayor confianza como es Licerán, al que viene a disculpar, no se puede entender de otra forma, con banales excusas como que ya ha cumplido con abonar la prima del seguro boomerang, que debe de haber ido y venido por vericuetos no atendidos, y pedida cita, estaría bueno,  para que su vehículo pase la ignorada u olvidada ITV.

La reacción de los grupos municipales ha sido, asómbrense de nuevo, variada y liviana. El PP pide el cese o dimisión fulminante de Licerán. Ciudadanos señala que se depuren responsabilidades pero ¿que concluyan en un cese o ? Unidas Podemos está a la espera de que edil en cuestión dé explicaciones ¿más u otras? y entonces decidirán si piden su dimisión, y los ediles ¿no adscritos ?, Amores considera que es un irregularidad administrativa sin más, cometida por un ciudadano y los  ahora pertenecientes a Cáceres Viva, consideran que es una cuestión de partido ¿¿??.

Como ya indicamos someramente en un párrafo anterior el partido al que pertenece Licerán, el PSOE, a estas horas aun no se ha pronunciado. En la Agrupación Local, mutis, en la Ejecutiva provincial, por cierto reunida este martes, silencio y en la Regional, chssss…Es decir, a ver si la movida Licerán escampa y seguimos de cañas en Navidad..

Nos parece que el asunto es de una gravedad incuestionable. La ignorancia, el desconocimiento, el olvido, la excusa y sobre todo la reacción del Portavoz del ayuntamiento de Cáceres, que también ostenta tal cargo, ni son de recibo, devuelto, caducado y dado de baja, repetimos, ni tampoco se pueden admitir bajo ningún concepto, dada la trascendencia de su falta. Él y quienes le apoyan, lo saben. Pues si lo saben que actúen. Pero YA. Y si no, que el PSOE depure las consiguientes responsabilidades, que dado como es y actúa esta formación política, lo dudamos. Si una vez más no pasa nada y el caso, que está teniendo un enorme eco social y nacional, pasa a mejor vida, es decir se ignora a todos los niveles políticos, que no sociales y el ciudadano siempre toma nota, es que nos debemos reiterar en que vivimos en una sociedad donde se quiere imponer que todo vale, que siempre hay alguna justificación excusa ante el desmán y más si eres  Concejal responsable de Fomento, Infraestructuras, Servicios Públicos, Seguridad y Recursos Humanos del ayuntamiento de Cáceres. Suponemos que el sr. Licerán habrá pagado la prima del seguro obligatorio de su vehículo con lo que recibe como asesor adjunto de Administración Local en la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, que también lo es.

Suerte ha tenido el sr Licerán de que “tan solo” se le haya interceptado o “cazado” por los agentes al uso en tal situación, no nos queremos ni imaginar si conduciendo su vehículo, sin seguro ni ITV, hubiera tenido un percance más serio.

El coste político que debe acarrear tal error debe de ser inmediato. todo lo demás que pase no tendrá ni lógica ni valor. Y mucho menos de honestidad, algo que falla por todas partes en la actual política que  mal se ejerce por estos pagos y a las pruebas, como este ignominioso caso, nos remitimos.

CONTEXTO ACTUAL es un grupo de opinión crítico formado por especialistas en diversas materias, preocupados por la situación actual.

Imagen: Web del ayuntamiento de Cáceres.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta