Los ediles populares abandonan el Pleno como muestra de protesta ante la constante falta de respeto del alcalde socialista al reglamento plenario

Comparte en redes sociales

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Mérida ha tenido que abandonar el Pleno, como muestra de protesta porque constantemente el alcalde socialista, Antonio Rodríguez Osuna, se salta a la torera el reglamento del Pleno, según se indica en una nota enviada a Redacción DEX.

 
Para el GPP, ” En un acto totalmente antidemocrático y de abuso de poder, el alcalde y el equipo de gobierno local tienen por costumbre saltarse a la torera el Reglamento Orgánico del Pleno y el ROF, circunstancia que se está viviendo sesión tras sesión del pleno municipal.”

 
Abunda la nota indicando que ” Hace tan sólo un año, todos los miembros de la corporación municipal debatimos y modificamos el Reglamento Orgánico del Pleno, que fue aprobado posteriormente, pero estamos comprobando como pleno tras pleno, Osuna corta las intervenciones sin motivo alguno, no acepta la petición de turnos de intervención por alusiones, los acuerdos plenarios no son respetados, utiliza las Juntas de Gobierno para contravenir la decisión de los representantes públicos en el Pleno, como ha sucedido con el caso de los Kioscos, la negativa a la municipalización del servicio de limpieza de edificios públicos o recientemente con la clara intención de continuar con el cese de la actividad del Mercado de Calatrava.”

 
Asimismo, se quejan de que constantemente, en el turno de Ruegos y Preguntas, ” el alcalde interviene y debate, cuando tanto el ROF como el Reglamente Orgánico del Pleno determinan tácitamente que en este punto no se llevará a cabo debate alguno.”

 
Para los populares emeritenses ” El alcalde está legitimado a intervenir en todos los puntos del orden del día y así lo asumimos, aunque en la mayoría de los casos, más que aclarar la postura de los diferentes grupos políticos, hace un mitin partidista, un alegato de lo que defiende su grupo, hasta el extremo de intervenir hasta en dos ocasiones en un mismo punto. Esto es lo que ha sucedido en el día de hoy, cercenando a la oposición de una manera burda y antidemocrática, burlándose de las normas, la institución y el resto de los miembros de la Corporación Municipal.”

 

UNA FALTA DE RESPETO SIN PRECEDENTE

 

La salida del GPP del salón de Plenos del Ayuntamiento de Mérida, en el día de hoy, ha sido a consecuencia ” de los constantes ataques hacia las normas que nos rigen y, de forma excepcional, a la falta de respeto sin precedentes que ha tenido la portavoz socialista, Carmen Yáñez, quien al tomar la palabra, cuando el reglamento lo impide tácitamente ha llamando “mentiroso” al edil popular, Fernando Molina.

 

Por ello,  los ediles populares espetan que ” Es intolerable que se insulte a cualquiera de los miembros de la corporación, es intolerable que se salten las normas constantemente y aún más intolerable es que el equipo de gobierno se mofe con sorna y a sabiendas de que se están saltando el reglamento, o cuando reclamamos el cumplimiento de las normas y el respeto a la institución y a los ciudadanos que esta representa.”

 

Por ese motivo,  desde PP van a estudiar todas las opciones legales e institucionales a su alcance, ” para que no vuelvan a suceder circunstancias como estas y registraremos en el día de hoy una queja formal ante la Secretario Municipal del Pleno, para reprobar esta actitud y estas prácticas por parte del alcalde.”


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.