La exposición, que puede verse en el edificio de la plaza de las Veletas de la capital cacereña hasta el 26 de noviembre, pretende ser un homenaje al pintor valenciano que plasmó en el cuadro ‘Extremadura. El mercado’, la esencia del tipismo regional con las mujeres portando el gorro de la localidad cacereña de Montehermoso, que se hizo famoso con el óleo del artista.

Para crear este cuadro, que refleja la estampa del mercado de la ciudad de Plasencia con el puente Trujillo sobre el río Jerte y la catedral al fondo, Sorolla realizó dos viajes a la región. El primero, de solo unos pocos días lo llevó a cabo en enero de 1917 a Mérida y después a Cáceres, para finalizar en Plasencia.

En ese momento, Sorolla quería ver los escenarios naturales que a él le gustaba pintar y en Mérida se fijó en el patrimonio arquitectónico y en Cáceres puso su mirada en las aguadoras de Fuente Concejo, pero fue Plasencia y sus hombres y mujeres, los que terminaron protagonizando el cuadro sobre Extremadura para la serie de las regiones españolas, que realizó en octubre de hace cien años.

La muestra recoge una treintena de fotografías, 23 dibujos, seis cartas, cuatro lienzos y otros cuadros más de pintores como Juan Caldera, José Ortiz, José Morales, Eulogio Blasco o su discípulo Santiago Martínez. La exposición se completa con cuatro fotografías realizadas por el artista británico Daniel Davies Llewellyn que desde 2009 sigue los pasos de Sorolla en su periplo por las provincias españolas cien años después.

En la inauguración de la exposición, la directora general de Cultura de la Junta de Extremadura, Miriam García, ha destacado este miércoles que la exposición del Museo de Cáceres “ha logrado reunir un material ingente del paso de Sorolla por la región”, algunos de los cuales se muestran por primera vez, y ha resaltado la importancia de esta muestra como un “hito” que complementa también los cien años que cumple el propio museo cacereño.

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, ha resaltado la importancia de la muestra por su punto de vista “etnográfico” e “histórico” y porque permite a los visitantes “contemplar Extremadura a través de los ojos de Sorolla”, uno de los pintores que mejor ha sabido tratar la luz en sus paisajes de mar y tierra.

Para el director del Museo de Cáceres, Juan Valadés, la exposición trata de “reconstruir” la estancia de Joaquín Sorolla (1863-1923) en la región y la “huella” que dejó a su paso por Plasencia, ciudad que inmortalizó en su cuadro, cuya representación fotográfica también se puede ver en esta exposición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here