Ortega Smith, VOX, da positivo en coronavirus y el Congreso de los Diputados suspende toda su actividad

Comparte en redes sociales

La Mesa del Congreso ha decidido suspender toda su actividad, incluido el pleno de esta semana, tras confirmarse el positivo en coronavirus del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, que además es diputado. Antes de que el partido de extrema derecha confirmara esa noticia, la Mesa ya había aprobado una serie de medidas para evitar el contagio en la medida de lo posible como la suspensión de “actos extraparlamentarios” y visitas de “grupos numerosos”.

La única excepción a la suspensión de toda la actividad de la Cámara Baja será, en principio, la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante la comisión correspondiente para informar, precisamente, de la evolución de la enfermedad y de las medidas que se están tomando para atajar el contagio.

Por la mañana, el órgano que preside Meritxell Batet había asumido las propuestas que le había elevado el Comité de Seguridad y Salud de la Cámara ante la extensión del coronavirus y que incluyen, entre otras, la suspensión de visitas de grupos a las dependencias de la institución, de actividades extraparlamentarias programadas dentro del Congreso que conlleven la afluencia de personas y los viajes oficiales a zonas afectadas. Después se conoció que uno de los diputados, Javier Ortega Smith, había dado positivo en el análisis del Covid-19 y que su grupo parlamentario, siguiendo las recomendaciones de los médicos, se acogía al teletrabajo preventivamente. De hecho, el vicepresidente cuarto de la mesa, Ignacio Gil Lázaro, se vio obligado a abandonar la reunión de la Junta.

Así las cosas, la Mesa del Congreso y la Junta de portavoces han reevaluado la situación con las últimas novedades y se ha empezado por aplazar la sesión plenaria de esta semana, que iba a comenzar a las tres de la tarde de este martes, y por suspender el resto de actividad parlamentaria salvo la comparecencia de Illa. Según ha explicado la presidenta del Congreso, la medida se ha adoptado ante la ausencia de Vox, el tercer grupo de la Cámara, que a su vez se debe a la ‘cuarentena’ por el positivo de Ortega Smith. A su juicio, esta baja de 52 parlamentarios “reduce la legitimidad democrática” del Pleno a la hora de tomar decisiones. “Es importante que el poder legislativo no pierda la pluralidad”, ha remachado.

El próximo jueves volverán a reunirse la Mesa y la Junta de Portavoces para analizar la situación y las propuestas que hagan los servicios de la Cámara para garantizar el normal funcionamiento de la Cámara la próxima semana y si hay o no Pleno en esos días.

Igualmente, la Mesa del Senado ha decidido suspender también toda su actividad parlamentaria durante esta semana, debido a la crisis del coronavirus, y ha dejado en suspenso la posibilidad de aplazar el pleno previsto para la semana próxima. La decisión, anunciada al término de la reunión de la Mesa por la vicepresidenta de la Cámara Alta, Cristina Narbona, ha sido adoptada por unanimidad aunque la institución no tiene constancia de que ningún senador esté contagiado por el COVID-19.

Esta mañana sí estaban dos parlamentarios de este partido en el Senado, Manuel Mariscal y Víctor Manuel Sánchez Real, quienes han asistido al arranque de la Comisión Mixta de Control de RTVE, aunque a los pocos minutos han abandonado la sesión sin intervenir ni tomar la palabra.

Cristina Narbona ha explicado que el pleno previsto para la semana próxima, el martes 17 y el miércoles 18, queda a expensas de una nueva decisión que adoptará la Mesa, posiblemente el próximo jueves, después de que el Congreso se pronuncie igualmente sobre si prorrogará o no la suspensión de su actividad parlamentaria.

En este caso la reunión no será presencial, posiblemente por vía telemática, ha aclarado la vicepresidenta, quien ha insistido en que se procurará comunicar con la mayor celeridad a los senadores el mantenimiento o no de la próxima sesión plenaria.

Un pleno que en principio debe comenzar la tarde del día 17 con la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una sesión de control que el PP ya había anunciado que quería dedicar en exclusiva a la crisis del coronavirus.

Narbona ha revelado además que el Ejecutivo había comunicado este martes su intención de que Sánchez acuda a las sesiones de control con más frecuencia, en plenos alternos, en vez de una vez al mes, como ha ocurrido hasta ahora.

La suspensión de la actividad del Senado tiene escasa incidencia interna en la Cámara, que esta semana solo tenía previsto en agenda cinco reuniones de las Mesas de otras tantas comisiones para mañana miércoles.

Sí se notará para las visitas de ciudadanos, que han quedado suspendidas para los próximos quince días a fin de “garantizar la máxima seguridad” tanto de los trabajadores de la Cámara como de los visitantes interesados en conocer la institución.

Al mes son unas 2.000 las personas que acuden al Senado para participar en las visitas guiadas de la Cámara Alta.

La suspensión de visitas externas está contenida en el plan de actuación sobre el coronavirus que también ha acordado este martes la Mesa del Senado, en el cual se prevén diversas medidas preventivas, de actuación por si se detectara algún caso y laborales para facilitar la conciliación de los trabajadores.

En esta línea, se procurará evitar en lo posible los desplazamientos de funcionarios, potenciando el teletrabajo, con horarios más flexibles y disposiciones para hacer frente a la suspensión de clases por parte de los que tengan hijos en edad escolar.

Estas disposiciones, ha aclarado la vicepresidenta, han sido pactadas con los representantes de los trabajadores.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.