Pacto Gobierno-Ciudadanos para una nueva prórroga de 15 días en el estado de alarma

Comparte en redes sociales

El Gobierno ha pactado con Ciudadanos que la quinta prórroga del estado de alarma, a partir del 24 de mayo, sea sólo de 15 días, en lugar del mes que planteaba inicialmente el Ejecutivo, han anunciado fuentes gubernamentales. Según ha informado Moncloa, durante estos quince días el Ejecutivo se compromete a analizar las medidas y, en su caso, reformas legislativas necesarias que permitan una salida ordenada del estado de alarma y la gestión de la pandemia en ese momento, ya sin la utilización de la herramienta constitucional de la declaración de alarma.

 

El acuerdo contempla asimismo aumentar en un mes, de tres a cuatro, el plazo para ingresar impuestos por los contribuyentes sin intereses de demora, así como agilizar el pago de prestaciones por ERTE o desempleo a quienes aún no lo han cobrado, para que puedan percibirlo durante el mes de junio, como muy tarde, y dar prioridad para la resolución de posibles incidencias al respecto.

En el comunicado remitido por la Secretaría de Estado de Comunicación, se subraya la “satisfacción” del Gobierno y Ciudadanos por la interlocución que están manteniendo desde el acuerdo del pasado 5 de mayo, relativo a la prórroga del Estado de alarma por el tiempo estrictamente necesario.

Recuerdan que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la Presidenta de Cs, Inés Arrimadas, han mantenido contactos semanales que han “permitido analizar y poner en marcha medidas necesarias para seguir protegiendo a la ciudadanía en el ámbito sanitario, económico y social”, continúa la nota. Y explican que “tras constatar la ejecución del acuerdo alcanzado el pasado 5 de mayo” han alcanzado nuevos consensos.

En concreto coinciden en que “continúa siendo necesario” prorrogar el mecanismo constitucional del estado de alarma para afrontar esta pandemia y que debe prolongarse “solo por el tiempo estrictamente necesario”. Pactan por eso que la prórroga del estado de alarma debe prolongarse en esta quinta ocasión 15 días, tal y como ha venido haciéndose hasta ahora.

En este periodo de quince días el Gobierno se compromete a analizar las medidas y, en su caso, reformas legislativas necesarias que permitan una salida ordenada del estado de alarma sin usar este instrumento. El Ejecutivo comunicará a Ciudadanos sus conclusiones para si es posible consensuar esas reformas.

Entre los compromisos que figuran en el texto está el aumento de un mes en los aplazamientos tributarios motivados por el impacto económico negativo del COVID-19, de forma que pasa a cuatro meses el plazo para pagar sin intereses de demora. Igualmente consta el compromiso de agilizar las prestaciones por ERTE o desempleo a quienes aún no las están cobrando, para que puedan hacerlo en junio como muy tarde.

Además, se va a analizar la posibilidad de ampliar más allá de la vigencia del estado de alarma la prestación extraordinaria por cese de actividad de los trabajadores autónomos y la consecuente exención de sus cuotas de Seguridad Social durante la percepción de dicha prestación.

Gobierno y Cs acuerdan además impulsar que el mes de julio de 2020 sea hábil en el Congreso de los Diputados a los efectos de agilizar el trabajo parlamentario y recuperar parte del retraso provocado por el COVID-19.

El Gobierno había planteado que la quinta prórroga del estado de alarma se alargase hasta el 27 junio, según el borrador del decreto al que tuvo acceso la Cadena SER. Se trata de la quinta prórroga del estado de alarma, que en principio sería la última y por algo más de un mes.

El decreto que el Gobierno llevará este miércoles al Congreso consta de doce puntos, entre los que hay varios en los que se apuntala esa cogobernanza que han venido reclamando los nacionalistas vascos y catalanes. De hecho, en el punto 5º se establece que el Gobierno podrá acordar con cada comunidad la modulación de las restricciones inherentes al estado de alarma y que será el presidente o presidenta de cada territorio el encargado de aplicar esas modificaciones. Al ministro de Sanidad, Salvador Illa, se le considera la ‘autoridad delegada’ en la crisis sanitaria pero contando siempre con los gobiernos autonómicos. Una vez se superen todas las fases de la desescalada, cosa que se irá produciendo de forma gradual según los avances que se registren en cada territorio, quedará sin efecto el estado de alarma. Esto significa que, tal y como avanzó el lunes la vicepresidenta Carmen Calvo, el levantamiento de esta situación de excepcionalidad no será simultáneo sino que unas comunidades podrán acceder a él antes que otras.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta