PASARELA AL DESASTRE

Comparte en redes sociales

No me he parado a medir la longitud de la Calle Alzapiernas de Cáceres. A ojo serán unos cincuenta metros, decena arriba, decena abajo. Para una hormiga son muchos metros, pero para una hormigonera les aseguro que no. Y que este asunto sea el temita del que ahora todo el mundo hable en esta ciudad, y para mayor inri, que nuestros políticos se ceben con el mismo, cada cual a lo suyo que estamos en época pre electoral, es el mayor de los colmos y así nos va.

Sí me he parado a preguntar a varios arquitectos por la lentitud de la obra de instalación de la pasarela mecánica, que nos comunicará desde el aparcamiento de Obispo Galarza a las calles aledañas de la Plaza Mayor cacereña. Los técnicos preguntados coinciden al cien por ciento en sus explicaciones, por lo que paso a relatárselas para su más completa comprensión.

La rampa anexa a la pasarela, contemplada en el proyecto inicial, era inútil para una silla de ruedas. Además, no se consultó a las asociaciones de personas con movilidad reducida sobre el proyecto en cuestión. Creo que un técnico tiene que saber de estas cosas, pero si las va a proyectar mal, mejor que pregunte. Para más inri, se dejaba un escalón sin tocar. Ni Carlos Sainz padre pasaba por allí.

Vale, todo el mundo tiene el derecho a equivocarse siempre que rectifique. Pero la rectificación ha sido mucho peor. Y lejos de comentarios sarcásticos e irónicos, la situación actual de esta ridícula obra está llevando a la quiebra a los comerciantes de la zona. Quitar el pan a la gente en estos tiempos modernos es una cosa muy seria y los culpantes deberían responder económica y jurídicamente.

Me dicen los arquitectos que un fabricante tarda unos pocos meses en realizar una pasarela mecánica a medida. También me explican que se tardarían un par de semanas en levantar la Calle Alzapiernas y adecuarla para la instalación de la pasarela.

Cualquier persona con medio dedo de frente llega a la siguiente conclusión: encarguen la pasarela mecánica y cuando llegue comprueben que es la correcta. En ese momento “empantanen” la calle dos o tres semanas y fin. ¡Pues no!

Han comenzado las obras al tiempo que encargaban la pasarela. La calle está intransitable y quedan muchas semanas hasta que la dichosa pasarela esté terminada en la fábrica. Que si la Junta, que si una excavación que da con algo que luego se sabe que no debería interrumpir la obra, que si el ayuntamiento, que si la alcadesa Nevado, que si la oposición, que si los técnicos, todos con sus cuitas estentóreas y sobre todo impertinentes, que si los permisos, los documentos, bueno eso, los papeles, que ya están, que no están, que sí, que no, … ¿ y los ciudadanos, qué ?. Así que los comerciantes de la zona no venden un colín, tienen que despedir personal, poner pancartas de indignación en sus escaparates llenos de mierda acumulada en el tiempo,  porque si se arruina a unos comerciantes, qué le vamos a hacer, ¿ verdad ?, y la conexión del aparcamiento con la ciudad Monumental no estará lista en la Semana Santa, que les recuerdo es de interés turístico internacional.

Pero da igual.  Si la imagen que damos al turista es una birria pues tampoco es para tanto.

Pues a lo mejor la pasarela Alzapiernas se convierte en la pasarela al desastre. Uséase, entre todos la mataron y ella solita se murió..aunque luego resucite pero será cuando la ballena del Guadiloba cante El Redoble. ¡ Qué ciudad !


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.