Por qué no debes ver `La Isla de las Tentaciones´

Por qué no debes ver `La Isla de las Tentaciones´

Comparte en redes sociales

Imagen de portada de Devermut. 

Los que sean fan de Instagram o Youtube y de la reivindicación LGTB seguro que conocen la cuenta Devermut en redes sociales. Marta, de 29 años y Sara, de 25, son una pareja de novias blogueras que, en su canal de Youtube e Instagram, luchan con ahínco para dar visibilidad al colectivo LGTBI.

Sus publicaciones suelen traer más concienciación y educación social que querellas, pero la última que han hecho sobre el programa líder de audiencias en Telecinco, ‘La Isla de las Tentaciones´, ha traído verdadera controversia.

Para situar en el contexto, `La Isla de las Tentaciones´, que presenta su segunda edición, es un programa donde cinco parejas en crisis viajan hasta un enclave de lujo para poner a prueba la fortaleza de su relación. Separados en dos casas, deberán convivir con un grupo de solteros y solteras que les pondrán a prueba diariamente.

La pareja de blogueras ha expuesto mediante sólidos argumentos cómo el programa, además de invocar la toxicidad, machismo y superficialidad, arremete por partida doble contra la mujer, a las que tilda de celosas inseguras en esta segundo edición, tras una primera en la que fueron tachadas de golfas, afirman desde Devermut, mientras ellos son los buenos.

Además, tratan otros temas como la superficialidad, los celos “románticos” o la heterosexualidad.

Las respuestas de los seguidores del programa no se han hecho esperar, y aunque sí que es cierto que personas de toda índole cultural lo ven, incluso sus detractores, la única defensa de los fieles seguidores es que se trata de un programa de entretenimiento que no representa la realidad.  

Nada más lejos de ella, entretiene a más de 3 millones de personas en cada emisión, conformada mayoritariamente por jóvenes cuyos únicos referentes se proyectan en las pantallas de sus móviles y ordenadores, adquiriendo como prototipo de éxito a hombres con comportamientos machistas y a mujeres que “solo valen” por su físico, además de relacionar malas prácticas –celos, gritos, insultos o el amor como único fin en la vida- con lo que es entretenido y placentero.

Puedes ver aquí la serie de imágenes de Devermut.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.