Preocupación general por la pertinaz sequía que nos asola

Comparte en redes sociales

Cambio climático. Altas temperaturas. Ausencia total de lluvias. Embalses descendiendo de volumen, el campo extremeño sufre las fuertes consecuencias de un conjunto de situaciones negativas que tienen a los agricultores, fundamentalmente, y a la población que ya sufre cortes de suministro de agua en sus casas, ya van por más de cien mil los afectados, en una gran desolación.

40, 41, 42 y hasta 43 grados o más perduran en el ambiente con una superficie recalentada y como no llueve, no refresca y los campos se tornan yermos.

Un dato muy significativos: desde el pasado mes de octubre de 2021  ha llovido en España un 26% menos y, si las temperaturas siguen siendo muy altas, son los dos factores principales que han provocado ya una caída histórica en las reservas de los embalses que en la actualidad tienen un 33% menos de agua que la media de la última década.

Aquí, en Extremadura, la falta de agua afecta principalmente a la comarca pacense de Tentudía, que se abastece del pantano que lleva este mismo nombre. Actualmente, sólo tiene 0,8 hectómetros cúbicos de reserva, un 16,6 % de su capacidad, la mitad de lo que tenía hace un año.

Sobre los nueve municipios que conforman esta mancomunidad hay una recomendación expresa de no utilizar agua para el riego de jardines ni para el baldeo de calles, tampoco para llenar piscinas o lavar coches. En concreto, en Bodonal de la Sierra, las viviendas rurales tienen restricciones de agua durante algunas horas, una media que, sin embargo, no afecta al casco urbano.

Las previsiones de cara a los próximos días no son muy halagüeñas con temperaturas elevadas y constantes, sorbe todo en las principales horas de la canícula, al menos hasta pasada la primera quincena del presente mes de agosto.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta