Seleccionar página

Preocupación por el grave estado de deterioro y destrucción de los humedales.

Preocupación por el grave estado de deterioro y destrucción de los humedales.

Este domingo 2 se celebra el Día Mundial de los Humedales cuyo estado de deterioro continuo viene siendo motivo de preocupación ya desde 1971.Ecologistas en Acción de Extremadura alerta de que las principales amenazas a estos ecosistemas provienen de la falta de agua y la contaminación por agroquímicos y aguas residuales urbanas.

En el Día Mundial de los Humedales, Ecologistas en Acción de Extremadura alerta del estado en el que se encuentran actualmente estos ecosistemas, especialmente sensibles y valiosos al tratarse de un entorno híbrido entre los terrestres y meramente acuáticos. La importancia y fragilidad de estas zonas se hizo ya evidente en 1971, cuando se firmó el Convenio sobre los Humedales, a orillas del Mar Caspio, en la ciudad iraní de Ramsar y que dio lugar a la celebración de este Día Mundial.

Actualmente, la falta de agua es la mayor amenaza para los humedales, más acentuada en la Península Ibérica, en la que se conjugan unas condiciones de sequía cada vez más agudas con una despreocupada gestión de este recurso. Es por esto que Ecologistas en Acción de Extremadura exige a las autoridades extremeñas y españolas que aplique fielmente la Directiva Marco del Agua (norma europea que pretende prevenir y reducir la contaminación, mejorar los ecosistemas acuáticos y alcanzar un buen estado ecológico de ríos y lagos), y asegure las necesidades hídricas de los hábitats y especies protegidas en España.

Otra amenaza a estos ecosistemas es el aumento de la contaminación presente en la cada vez más escasa agua. Esta contaminación proviene principalmente de la carga de agroquímicos que soportan nuestros campos (pesticidas, abonos y fitosanitarios), que acaban concentrándose en el agua en niveles muy elevados y ponen en peligro el equilibrio de estos entornos tan sensibles.

Pero no menos importante es la contaminación procedente tanto de vertidos industriales ilegales como de la mala gestión de las aguas residuales que aún se hace en la región. En este sentido, desde hace años Ecologistas en Acción de Extremadura viene denunciando que numerosos municipios de la región aún no cuenten con depuradora de sus aguas residuales, que se vierten directamente a cauces próximos sin ningún tratamiento. Incluso, sorprendentemente, organismos que deben velar por el mantenimiento de la calidad de las aguas, como la Confederación Hidrográfica del Tajo, permiten estos vertidos directos a cambio del pago de una tasa por parte de los Ayuntamientos que los practican. Esta situación es inadmisible en pleno siglo XXI, por lo que la Junta de Extremadura tiene la obligación de ayudar económicamente en la construcción de depurador a los municipios que no puedan costearla por sus propios medios, para acabar definitivamente con esta fuente de contaminación.

Los humedales no son sólo un paisaje bonito, sino un ecosistema esencial. Muchas especies, amenazadas incluso de extinción, dependen de estos ecosistemas que constituyen, por sí solos, una eficaz respuesta natural ante el cambio climático.

Las cifras demuestran que más del 60% de los humedales y lagos del mundo ya han desaparecido o se encuentran muy degradados. El informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES), presentado hace pocos meses en París, va más allá y señala que el 80% de estos lagos y humedales están gravemente deteriorados.

Estamos ante una tendencia negativa y no se hace lo suficiente, ni a la velocidad adecuada, para salvar los humedales del planeta.

Es necesario implementar los muchos planes existentes, desde el Plan de Humedales Ramsar a los de las propias cuencas hidrográficas. Lo más urgente es ejecutar lo que ya está planificado y, después, afrontar problemas tan básicos como tratar adecuadamente las aguas residuales o regar de forma más eficiente. Además, otro problema que habrá que abordar también es el del uso de pesticidas por parte de la agricultura intensiva que, cada vez más, se presenta como un factor muy importante de degradación de los humedales.

Por todo ello, la ciudadanía debería hacer saber a sus administraciones  locales que les importan sus humedales y no van a consentir que se sigan degradando.

Pero también debe demostrar una actitud responsable y contribuir a ello con una buena gestión propia del agua, sin desperdiciarla. También es necesario que sea consciente del impacto que tiene la gran cantidad de basura que se abandona en el entorno acuático, al ser un foco de atracción de actividades de ocio. Desde el punto de vista del consumo, es importante que se rechace los productos que contienen microplásticos, ya que estos residuos no sólo afectan a mares y océanos, sino también a las bolsas de agua dulce. El microplástico está presente en infinidad de productos (desde la cosmética hasta la ropa deportiva) y acaba contaminando los humedales porque casi ninguna planta de tratamiento de aguas residuales tiene capacidad para retirarlos.

Para recordarle a las administraciones públicas la importancia de los humedales, Ecologistas en Acción de Extremadura llevará a cabo acciones de limpieza en el entorno de varios embalses de la región y realizará plantaciones de árboles y arbustos que favorezcan la recuperación y restauración ecológica de estos ecosistemas. Estas darán inicio el domingo día 2, a las 11:00 horas, con una jornada de limpieza del entorno del merendero del embalse de los Molinos (Hornachos).

ECOLOGISTAS EN ACCION EXTREMADURA

Sobre el Autor

DEX

Periódico Digital creado en diciembre de 2009, con información, opinión, imágenes y vídeos sobre Extremadura, principalmente, con especial atención al periodismo humano.

marketing digital

Café y perrunillas con Sonia Merino

CÁCERES A PULSO: RAFAEL MATEOS

SUSCRÍBETE

Contacta con nosotros

JOCCA SHOP - Home & Life

RSS EUROPA PRESS

RSS RTVE