PRESIONES MINISTERIALES CONTRA EL REGADÍO

Comparte en redes sociales

El regadío ocupa una superficie de alrededor de 3,7 Millones de hectáreas en nuestro país. Es un aprovechamiento fundamental en nuestra agricultura ya que las características climáticas de la mayor parte de España hacen necesario el riego para poder producir cultivos en el período que va de mayo a octubre. Los cultivos bajo abrigo también necesitan del riego.

Es el uso económico que más agua utiliza. Alrededor del 70 % del agua que anualmente se consume en España se destina al riego.

El regadío genera el 64 % de la producción de la rama agrícola española, una hectárea de riego produce 6 veces lo que una de secano; transforma los paisajes áridos del estío español en zonas verdes de vida vegetal; genera importantes niveles de rentas y empleo directo e inducido en las áreas regadas; fija la población en el territorio; asegura nuestro abastecimiento alimentario incluido el de los turistas que nos visitan; es el principal proveedor de productos para la industria agroalimentaria y se ha convertido en uno de los principales sectores exportadores contribuyendo a mejorar nuestra balanza comercial exterior.

En lo que concierne al cambio climático las superficies de riego constituyen importantes sumideros de CO2 por el efecto de la fotosíntesis de los cultivos.

Por todas estas razones el regadío ha de ser considerado como un sector estratégico de nuestra economía y en consecuencia defendido y promocionado por la sociedad y, por supuesto, por la administración.

Debido a los procesos de modernización acometidos por los regantes desde 1998, hoy día se riegan en España unos 2 millones de hectáreas mediante sistemas de riego de alta eficiencia (goteo principalmente). Somos el segundo país del mundo detrás de Israel que más porcentaje de su superficie riega por métodos eficientes. Este proceso modernizador ha supuesto un ahorro de agua del orden del 15 %.

El regadío ha tenido la mala suerte de que mientras el sector como tal está adscrito al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, un ministerio en declive, el agua elemento fundamental para el regadío depende del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, un ministerio en auge siendo su titular vicepresidenta cuarta del gobierno de la nación.

El Ministerio de Transición Ecológica en materia de agua se rige y sigue a rajatabla, menos en los casos excepcionales previstos en el artículo 9, la Directiva Marco del Agua, una disposición de la UE promulgada en el año 2000, en la que los objetivos ambientales de conseguir el buen estado de las masas de agua, son prioritarios frente a los usos económicos de la misma, entre ellos el regadío, cuando debería existir igualdad entre esos objetivos de acuerdo con lo dispone el Texto Refundido de la Ley de Aguas.

Esta preeminencia de los objetivos ambientales se refleja en los Esquemas de Temas Importantes recientemente aprobados como paso previo a la revisión de los planes hidrológicos del tercer ciclo de planificación, en los que la consecución del buen estado de las masas de agua es objetivo primordial. Para conseguirlo se establecen unos caudales ecológicos como restricción previa a los sistemas de explotación, sin tener en cuenta las características hidrológicas de los ríos en clima mediterráneo, ni los usos prexistentes antes de la promulgación de la Directiva Marco, entre otros alrededor de 3 millones de hectáreas de riego.

El ecologismo ha colonizado el ministerio del que depende el agua y se están produciendo una serie de hechos preocupantes que afectan al regadío. Veamos dos ejemplos.

Al parecer el Ministerio tiene el objetivo de modificar la composición del Consejo Nacional del Agua, dándole una vertiente todavía más ecologista de la que ya tiene. Al parecer pretende adjudicarse un puesto vitalicio al presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua de corte claramente ecologista. No se conocen las razones de esta distinción. Deducimos que la maniobra obedece a criterios ideológicos, partidistas y sectarios o tal vez al pago de servicios prestados. En la composición actual del consejo ya existen tres expertos en planificación hidrológica: medio ambiente, conservación de la naturaleza y regadíos que parece serán eliminados en beneficio de una Fundación privada que no representa a nadie más que a sí misma.

Otro ataque más al regadío nace del proyecto de decreto que regula la protección de las aguas contra la contaminación difusa. Se centra en la contaminación por nitratos de origen agrario, sin considerar que existen otras fuentes de contaminación como la multitud de núcleos de población que no depuran sus aguas, aquellos núcleos que teniendo instalaciones de depuración estas no funcionan adecuadamente y vertidos industriales sin depurar entre otros focos contaminantes no agrarios. Pues bien, a pesar del esfuerzo realizado por los regantes en modernización, aplicando técnicas de fertirrigación y tipos de abono en los que se ha reducido al máximo su capacidad de lixiviación hacía los acuíferos subterráneos, resulta que el regadío parece ser el culpable único de la contaminación difusa.

Y todo esto sin disponer de redes de medida diferenciadas con el suficiente número de puntos de control, situados en las zonas de posible contaminación, que permitan discernir quien es el que realmente contamina.

De todos estos acontecimientos y de la orientación de los planes hidrológicos, deduzco el mal porvenir que le espera al regadío con este Ministerio de Transición Ecológica. Esperemos que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se erija de una vez por todas en defensor del regadío como sector estratégico de nuestra economía, mostrando anta la sociedad los notables esfuerzos que está llevando a cabo para ser sostenible y respetuoso con el medio ambiente.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.