A no ser que salga a devolver y se reciba la buena noticia de que se ha pagado de más, tocará tener que pagar lo que reste y esta cantidad puede ser lo suficientemente importante como para ser considerada como un gasto imprevisto. Es aquí donde acceder a préstamos rápidos puede ser la mejor solución.

Pero, ¿qué son los préstamos rápidos online y cómo se accede a ellos? Son servicios que ofrecen diferentes empresas que tratar de cubrir una necesidad muy concreta: la de la demanda que no hay dejado de crecer en cuanto a cantidades no muy elevadas (de hecho, suelen rondar como tope los 300 euros) Cada vez, de hecho, hay más empresas que han decidido apostar por los préstamos personales como una manera de ofrecer a sus clientes dinero rápido que puedan requerir de forma puntual. En cuanto al cómo obtener créditos rápidos, tan sólo hay que seguir estos pasos.

Elegir la empresa. Como indicamos hay unas cuantas en el sector que ofrecen hoy en día este servicio. No está de más el fijarse en qué ofrece cada una y, por supuesto, en la valoración con la que cuentan por parte de los mismos clientes.
Calcular el préstamo. No tiene ningún sentido el pedir un dinero que no se va a necesitar pero, igualmente, quedarse cortos por tratar de ajustar al máximo posible puede suponer todavía más problemas. Es por este motivo por lo que lo más aconsejable es dedicar un tiempo a echar cuentas y contemplar cuáles son los ingresos con los que se cuenta de forma fija, así como los gatos, cuál es el imprevisto a pagar (en este caso, la declaración de la Renta) y ver qué es lo que se necesita entonces.
Pensar en la devolución. Como los préstamos rápidos están pensados para cantidades pequeñas, su plazo de devolución es el equivalente, por lo que lo más habitual es contar con unos 30 días. Habrá que valorar en qué tiempo, dentro de esa franja, se puede devolver el dinero de la forma más cómoda posible.
Emplear el simulador. La mayoría de las webs de empresas que ofrecen préstamos rápidos cuentan con un simulador en el que se han de introducir los dos parámetros anteriores (la cantidad de dinero que se necesita y el plazo de devolución) Así, desde el primer momento y sin sorpresas, uno sabe lo que habrá de devolver.
Rellenar un formulario. Es algo muy breve en el que lo que se solicita es, básicamente, los datos personales del solicitante y, por supuesto, la cuenta bancaria donde se desea que se haga el ingreso. No hay que preocuparse mucho por esto porque en la mayor parte de los casos las solicitudes son aprobadas, incluso si se quieren solicitar préstamos con Asnef (o se figura en otra lista similar de morosos) En estas empresas son muy conscientes de que esas mismas personas pueden ser las que más necesiten de una ayuda económica extra. Y, de hecho, a veces se figura en uno de estos listados sin ni siquiera saberlo porque no han sido actualizados.
Dinero para lo que se quiera. En el momento en el que la solicitud es aprobada se puede contar con el dinero en apenas unos minutos y no hay que dar explicaciones a nadie sobre en qué se va a emplear.
Información clave sobre la declaración de la Renta 2017

Incluso las personas que llevan años haciendo este trámite tienen en ocasiones dudas sobre cómo proceder y, de hecho, con la tecnología las opciones de los contribuyentes son más. He aquí lo más relevante.

Quién ha de presentar la declaración. Lo primero que hay que tener claro es que no todo el mundo está obligado a presentar la declaración de la Renta. Según ha establecido la Agencia Tributaria para el ejercicio anterior, sólo deben hacerla de forma obligatoria aquellas personas que durante el 2017 hayan ganado 22.000 euros o más con su trabajo.
Fechas. La campaña durará desde el 4 de abril hasta el 2 de julio y muy importante es no olvidar que si se ha de pagar la fecha tope está en el 27 de junio. Si se desea, se puede solicitar el fraccionamiento del pago con límite el 5 de noviembre.
Asistencia. Las oficinas de la Agencia Tributaria estarán abiertas del 10 de mayo al 2 de julio aunque, como en años anteriores, se puede presentar el borrador por Internet.
Pedir cita. Se puede hacer desde su web, llamar al 901 200 345 ó 91 535 68 13 y también optar por el servicio de AET le llama, en el que se indica qué día y qué hora desea ser contactado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here