Prevén mayor endurecimiento en la concesión de créditos hipotecarios

Comparte en redes sociales

La situación de España es compleja, con una tasa inflacionaria que oscila el 10% y un incremento en los tipos de interés que estaría acelerando significativamente la caída en el valor del dinero de los españoles. Esta seguidilla de acontecimientos está teniendo un efecto especialmente negativo en la capacidad de la población de obtener financiamiento hipotecario.

No se trata únicamente del endurecimiento en el precio medio de las hipotecas, sino también de una mayor renuencia de las entidades financieras al momento de conceder créditos a los solicitantes. En consecuencia, se espera una caída en la demanda que podría llegar a los niveles más bajos de las últimas décadas.

Endurecimiento de condiciones

Así lo demuestra la más reciente «Encuesta sobre Préstamos Bancarios» elaborada por el Banco de España (BdE), asegurando que la contracción en la oferta durante el tercer trimestre fue la más pronunciada desde el 2008. Aseguran que podría verse una caída aún mayor durante los últimos meses del año.

No es un hecho azaroso, ya que surge como la consecuencia de un endurecimiento sostenido en los requerimientos para obtener créditos hipotecarios. Sin embargo, este fenómeno de endurecimiento en las condiciones no sería único del financiamiento para el hogar, sino prácticamente para cualquier tipo de gasto.

De mantenerse, veríamos una caída importante en la demanda, con solo un pequeño porcentaje de las solicitudes siendo aprobadas por las grandes entidades. En conjunto con detener el crecimiento del sector, parecería posible el crecimiento en el número de entidades financieras alternativas.

Una caída que aún no se materializa

Si bien las condiciones empeoran para los solicitantes, los registros de la demanda no estarían mostrando una caída tan grande como se esperaba. Esto lo confirman los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en lo que respecta al incremento en la firma de contratos hipotecarios, alcanzando los 36.721 durante el mes de agosto.

No es poca cosa, ya que se trata de la cifra más alta registrada desde el 2010, mostrando un crecimiento estable en los últimos años. Esto quiere decir que, aunque la hipoteca media haya subido y que los tipos de interés seguirán aumentando en los próximos meses, la concesión de créditos hipotecarios aún no se ha visto realmente afectada.

Al mismo tiempo, el surgimiento de entidades alternativas que brindan financiamiento de todo tipo en España también sería cada vez más veloz. Al ver la lista de compañías de préstamos en España, publicada por Préstamos Perfectos, podemos encontrar que hay más de 40 ofreciendo una amplia gama de servicios financieros actualmente.

Caída del PIB y posible recesión

Por su parte, la recesión sigue siendo un tema contencioso, con buena parte de los economistas asegurando que esta ocurrirá de forma inevitable en el 2023, y otros afirmando que la caída del PIB no será tan drástica. Dependiendo de lo que ocurra, el mercado inmobiliario podría ser uno de los más afectados.

Las opiniones siguen siendo muy variadas al respecto, con entidades como Mapfre asegurando que el crecimiento del PIB será del 1% para finales del 2023, salvándose así de la recesión. Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, comparte una visión similar, explicando que los indicadores no prevén una recesión.

Otros afirman que, en el mejor de los casos, España (en conjunto con el resto de Europa) experimentará una recesión técnica. Sin embargo, si las previsiones son tan negativas como muchos anticipan, España volvería a experimentar una recesión a pocos meses de cumplirse 10 años desde la última que vivió.

Sea cual sea el desenlace, parece que una caída en la concesión de créditos hipotecarios para el 2023 es una realidad inevitable.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta