Primer viaje en pruebas del tren de altas prestaciones entre Plasencia y Badajoz

Comparte en redes sociales

El primer tren de altas prestaciones que circulará por la línea de alta velocidad de Extremadura ha completado su primer viaje de pruebas con desde Plasencia a Badajoz. Se trata de un Alvia S-730, que ha realizado paradas en Cáceres y en Mérida.

Tras el recorrido, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha pedido perdón por la «injusticia» que han sufrido los extremeños con unos servicios ferroviarios del siglo XIX y ha reconocido que «ha habido que esperar muchos años» hasta la llegada de la alta velocidad.

Sánchez ha insistido en que el Gobierno está «absolutamente comprometido» con la llegada de la alta velocidad y que han puesto los «recursos humanos y materiales para hacer posible esa reivindicación y ese sueño de los extremeños«.

Ha recordado que en algunos puntos el tráfico ferroviario se regulaba por teléfono y había tramos donde los trenes circulaban con una velocidad de menos de 50 kilómetros hora, además de tener que sufrir numerosas incidencias en el servicio.

La titular de Transportes ha destacado que en los últimos tres años el Ejecutivo ha invertido 70 millones de euros en la red convencional y que «el ferrocarril en Extremadura tiene presente y tiene futuro».

En el Alvia también han viajado el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la delegada del Gobierno en la región, Yolanda García Seco; la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín; los presidentes de las diputaciones de Cáceres y Badajoz, Carlos Carlos y Miguel Ángel Gallardo, respectivamente, así como miembros del Pacto por el Ferrocarril, a los que la ministra les ha reconocido su trabajo.

También han participado en el trayecto la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, y el presidente de Renfe, Isaías Táboas, entre otras autoridades que han podido comprobar durante el recorrido el estado de la Fase I de esta línea de cara a su próxima puesta en servicio.

En este sentido, el portavoz de la Plataforma «Milana Bonita», Juan Carlos López, cree que es un «pequeño paso» pero lejos aún de ser suficiente: «Hoy nos venden humo, porque todavía no está terminada la línea», ha asegurado en RNE, y ha dejado claro que «el tren que quieren los extremeños todavía no ha llegado».

Responsables políticos y miembros del pacto del ferrocarril en Extremadura.

Sánchez ha anunciado que Renfe podrá en servicio la línea de alta velocidad entre Plasencia y Badajoz, de 150 kilómetros de longitud, el próximo 19 de julio y ha explicado que los usuarios podrán adquirir sus billetes desde este viernes, con 30.000 plazas promocionales hasta el 10 diciembre.

Renfe utilizará los trenes Alvia S-730 que ofrecerán un servicio por sentido diario, con los que se ahorrarán 51 minutos de viaje en la conexión entre Badajoz y Madrid; 44 minutos entre Monfragüe y Badajoz; 25 minutos entre Badajoz y Cáceres o 20 entre Cáceres y Mérida.

El presidente extremeño ha afirmado que se «culmina una etapa importante» y ha señalado que las obras entre Plasencia y Navalmoral de la Mata «van a buen ritmo y serán una realidad también en un plazo corto». «Hoy sencillamente probamos lo que dentro de una semana será una realidad con esa puesta en servicio, algo que es un paso adelante importante para todos«, ha rematado Guillermo Fernández Vara.

Vía RTVE


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.