La Federación Española de Entidades Locales Menores, FEEM, y su homónima extremeña, FELMEX mantendrán una asamblea de carácter extraordinario el próximo sábado, 28 de julio en el centro cultural de Torrefresneda (Guareña-Badajoz), en la que abordarán el rechazo de ambas entidades a la supresión de esta entidad local menor, según el expediente de inicio de supresión que aprobó el pasado día 20 el ayuntamiento matriz de Guareña.

Según FEEM y FELMEX, que apoyan al alcalde y a la corporación de Torrefresneda en contra de esta decisión de Guareña, “no existen argumentos ciertos que hagan necesaria tal actuación, puesto que las entidades locales menores se  nutren con recursos de los impuestos que los propios vecinos de Torrefresneda que se pagan al  municipio de Guareña a través de su participación en los impuestos locales”. Pero aún más, desde FEEM y FELMEX aseguran que  “el déficit de Torrefresneda es inexistente por lo que no existe un beneficio económico con su desaparición”.

 “Las entidades locales menores realizan una extraordinaria labor de defensa de la identidad propia y de los entornos rurales; además de poseer rasgos diferenciales, un patrimonio etnográfico que se perdería con su supresión”, se indica desde  la Federación Nacional. En el caso de la supresión de Torrefresneda, se considera que el inicio de este expediente de supresión tiene más que ver “con una especie de venganza por la reciente sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura respecto a la delimitación territorial de la entidad local. Como Guareña tendría que cumplir la sentencia y no quiere, van a por la mayor, directamente la supresión del pueblo”.

En España, informa FEEM, muchas de las entidades locales menores tienen más habitantes y recursos económicos que muchos municipios; a pesar de esa catalogación; en concreto, casi 5000 municipios tienen menos de 1000 habitantes; y más de 1000 menos de 100.

La asamblea del próximo día 28 en Torrefresneda, que estará presidida por Antonio Martín Cabanillas y Sergio Diestro Menacho, presidentes de ambas federaciones, prevé en su orden del día aprobar el texto que servirá para iniciar una recogida de firmas a favor de la continuidad de la ELA, establecer el calendario de acciones que se prevén realizar a nivel nacional, autonómico, provincial y local, para “explicar, concienciar y reivindicar el derecho a que el Pueblo de Torrefresneda tenga su propio órgano de Gobierno y su condición de entidad local” y abordar la presentación en el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura de un recurso en contra de esta decisión de Guareña e incluso una querella para depurar las presuntas responsabilidades penales en su caso quienes aprobado o informado favorablemente el mencionado acuerdo.

FEEM y FELMEX tienen previsto también informar directamente tras la asamblea a la población de Torrefresneda sobre la decisión de Guareña, lo que podría suponer para ellos la supresión de su pueblo y las medidas que tomarán en su defensa la propia corporación y ambas federaciones. “No tiene sentido”, concluyen, “que el PSOE apoye la supresión de la ELA cuando este partido apoya lo contrario”.