REDCOR ANIMA A ESCRIBIR CARTAS A PACIENTES, MAYORES, SANITARIOS Y PROFESIONALES RELEVANTES

Comparte en redes sociales

Un equipo de RedCor recoge cartas dirigidas a personas ingresadas por COVID-19 en los hospitales de Cáceres, Badajoz y Madrid, o aisladas en las residencias de mayores de Cáceres, y también dirigidas a personal sanitario u otros profesionales. Hasta el momento se han escrito un centenar de cartas que han ido dirigidas a personas ingresadas por COVID-19,  personas mayores aisladas en residencias de Cáceres, personal sanitario de Cáceres y también a profesionales de otros sectores relevantes durante la crisis (cajeros, reponedores, transportistas, equipos de limpieza, etc.)

Con esta iniciativa RedCor quiere involucrar a la ciudadanía para enviar mensajes de ánimo, de agradecimiento o de refuerzo a las personas que están en la primera línea de esta crisis sanitaria: personas enfermas, personal sanitario y otros profesionales que están trabajando en distintos espacios para que, juntos, superemos este desafío. RedCor anima a la ciudadanía a escribir mensajes de todo tipo y hacia todos los públicos para ayudar a cubrir esta necesidad de enfermos y mayores, muchos de ellos en aislamiento, y de los profesionales que también agradecen muestras de apoyo por parte de la ciudadanía.

Los mensajes pueden ser en forma de carta escrita, o de dibujos y no van dirigidos a una persona en particular, sino a todas.

Canal de entrega

RedCor ha diseñado un canal de entrega específico en los hospitales de Cáceres y de Badajoz, a través de personas voluntarias de RedCor que también trabajan en estos centros hospitalarios. El procedimiento es sencillo: cualquier persona envía su carta a la cuenta de cartas@redcor.org. Detrás de esa cuenta hay dos voluntarios de RedCor que las reciben, comprueban unos requisitos mínimos de adecuación de los contenidos, las convierten a PDF y organizan paquetes digitales para facilitar su impresión en los puntos de destino.

En el caso de Cáceres, una pareja de voluntarios de RedCor las imprime en su casa y, dado que una de estas voluntarias es personal sanitario, lo comparte con compañeros suyos y médicos residentes que hacen guardia en distintos hospitales a lo largo de la semana. Estos médicos residentes las hacen llegar a las plantas de los hospitales donde hay personas ingresadas. Y personal de enfermería de estos centros, voluntariamente, aprovechan sus visitas diarias a algunos de los pacientes para hacer llegar las cartas a cada habitación.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.