Rosiña remarca la diligencia de la Junta sobre el contrato de arrendamiento de un plató de Canal Extremadura

Comparte en redes sociales

Así, ha destacado que la Junta de Extremadura, días después de tener conocimiento del contrato, activa el plan de auditoría previsto para los entes públicos en el año 2017, que concluye en el mes de julio cuando la Intervención General eleva a definitiva las conclusiones de dicha auditoría.

Momento éste en el que el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura decide, “sin el ánimo de prejuzgar nada”, poner en conocimiento de la Fiscalía de la comunidad autónoma el informe de auditoría por si fuera constitutivo de delito.

De esta forma, dicho informe, según ha expuesto la portavoz, dice que el citado contrato “ha sido celebrado sin respetar las normas de la ley de contratos del sector público” y que la renta pactada era “superior en un 845 por cien al valor de mercado”, por lo tanto la Junta ha hecho “lo que tenía que hacer”, que fue “activar los mecanismos de control para garantizar el buen funcionamiento de una administración pública”, ha añadido.

“Sus palabras, señor diputado, no se corresponden con los hechos de su grupo parlamentario, porque este parlamento y por lo tanto el Grupo Parlamentario Popular tienen conocimiento del contrato, no por la Junta de Extremadura, como reclamaba el otro día el presidente de su grupo, el señor Monago, sino por el Consejo de Administración que remite a la Comisión de Control de la Asamblea de Extremadura con fecha de 20 de julio el contrato del que estamos hablando y que desde el mes de marzo estaba siendo auditado por la Intervención General de la Junta de Extremadura”, ha expuesto Gil Rosiña.

Por ello, la portavoz de la Junta de Extremadura ha asegurado que “no se entiende” las palabras ni el “intento (del ‘popular’) de reescribir lo que aquí ha pasado”. “Probablemente ustedes estuvieron todo el verano de vacaciones y guardaron el contrato en el cajón”, ha apuntado.

Finalmente, Isabel Gil Rosiña ha mandado un mensaje de tranquilidad a la Cexma, porque el gobierno presidido por Guillermo Fernández Vara “cree” en el servicio público.

POSICIÓN DEL PP

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario Popular Miguel Cantero ha acusado a Gil Rosiña de mentir “desde el principio en todo lo que tiene que ver” con la exdirectora de la Cexma, Carmen Santos.

“Miente porque cualquiera puede entender que un contrato de esas características pasa previamente por un departamento jurídico. ¿Pretende que creamos que ese contrato llamó la atención por la sobredimensión y de eso se dieron cuenta después?”, ha indicado, a lo que ha añadido que lo que Gil Rosiña “llama contrato sobredimensionado en Cataluña se llama el 3 por ciento”.

Así, Cantero ha llamado la atención sobre este contrato que pudiera ser calificado como “administración desleal del patrimonio público” o “intento de malversación de caudales públicos”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.