Emilio de Justo, a hombros, a la salida de la plaza de Saint Gilles, Francia.

El coso francés ha registrado más de tres cuartos de entrada, evidenciando el tirón taquillero del diestro cacereño en el país vecino, y ha visto como el de Torrejoncillo ha cuajado a su lote de Luis Algarra Polera en dos actuaciones de gran nivel.

Faenas macizas, presididas por el toreo de mano baja y trazo largo, entendiendo a la perfección las distancias y la colocación necesaria en cada momento.

Firmeza y entrega total. Buenos planteamientos y buena respuesta de los animales, el segundo de su lote, cuarto de la tarde, con mayor calidad, premiado con la vuelta al ruedo.

De Justo coronó ambos trasteos con grandes estocadas que ponían rúbrica a la altura de lo realizado con la muleta.

El idilio francés continúa. La brillante temporada 2018 sigue escribiéndose a golpe de triunfo por la senda del toreo grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.